Pérdida de masa muscular: causas, efectos y tratamiento

Tabla de contenido

La pérdida de masa muscular, es un proceso que se asocia comúnmente a la progresión de los años y que ocurre casi de forma imperceptible, tanto así que cuando nos volvemos más lentos y menos ágiles es cuando nos percatamos de ello.

La ciencia ha denominado esta pérdida progresiva de masa muscular como sarcopenia, una enfermedad degenerativa, causada por el envejecimiento de las células.

En el siguiente artículo, te compartimos toda la información necesaria sobre la pérdida de masa muscular y cómo puedes prevenirla.

¿Qué es la pérdida de masa muscular?

A medida que avanzamos en edad, el organismo va perdiendo ciertas capacidades regenerativas en las estructuras óseas y musculares. Esto, entre otras causas posibles, sucede porque la composición del cuerpo va cambiando debido al envejecimiento. Esta condición o enfermedad se denomina sarcopenia.

Esta enfermedad, produce una degeneración progresiva de masa y fuerza muscular que implica una pérdida de autonomía, menor movilidad y mayor riesgo de mortalidad.

Nota: Un artículo de la revista “Nutrición Hospitalaria”, describe las consecuencias clínicas de esta enfermedad, incluida la pérdida de masa muscular. (1)

¿Cuáles son las causas de la pérdida de masa muscular?

La pérdida de masa muscular y con ello la fuerza , tiene un origen complejo y multifactorial. A continuación te mencionamos las principales causas que la producen:

1. Envejecimiento

El proceso de envejecimiento comienza entre los 25 a 30 años de edad, acentuándose a partir de los 50 años, pero se puede acelerar a causa del estilo de vida y el padecimiento de otras patologías.

En este sentido, el cuerpo a medida que envejece va perdiendo ciertas capacidades regenerativas naturales como por ejemplo, la síntesis de proteínas necesarias para recuperar la pérdida de masa muscular, sumado a ello las disminuciones relacionadas a la hormona del crecimiento a medida que avanza la edad.

Para destacar: Un artículo titulado “Role of hormones in the pathogenesis and management of sarcopenia”, indica que hay una fuerte evidencia que relaciona la disminución de la hormona del crecimiento y la pérdida de masa muscular. (2)

Igualmente, la Revista Médica Clínica Las Condes, describe los cambios fisiológicos asociados al envejecimiento, incluida la pérdida de masa muscular. (3)

2. Mala nutrición

El organismo requiere para realizar sus funciones vitales, el suministro de los nutrientes necesarios a través de la dieta, a fin de llevar a cabo sus funciones metabólicas de forma eficiente.

Si esto no sucede, el metabolismo del organismo trabaja produciendo en menor cantidad proteínas y hormonas, en este caso para mantener los músculos de nuestro organismo sanos y fuertes.

Nota: En un artículo sobre “Nutrición y vejez”, se explica el impacto que tiene la malnutrición sobre la pérdida de fuerza y masa muscular. (4)

3. Sedentarismo

La persona sedentaria tiene poca o nula actividad física y poco consumo calórico. En esta condición, la movilidad muscular es mínima y uno de los factores que intervienen en el mantenimiento de la fuerza y masa muscular, es precisamente que los músculos estén en movimiento.

Nota: El músculo por la escasa actividad física conlleva a una atrofia muscular, perdiendo el tono y la fuerza de los músculos.

En una presentación del “39° Congreso de Argentino de Pediatría”, se describe acuciosamente la evolución, consecuencias y tratamiento del sedentarismo, y cómo contribuye a la pérdida de fuerza y masa muscular. (5)

4. Enfermedades crónicas y degenerativas

Enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardíacas, respiratorias, osteoarticulares, el cáncer entre otras, así como las enfermedades degenerativas como el Alzheimer​​, esclerosis lateral amiotrófica y aterosclerosis, limitan la movilidad y la actividad física de quienes la padecen, afectando el desarrollo y la fuerza muscular.​​

Importante: Es necesario entonces, implementar estrategias especiales para prevenir en estas personas, la pérdida de masa muscular, que limite su capacidad de movilidad.

5. Fármacos

El consumo de fármacos destinados a suprimir el apetito como los anorexígenos, incide en la desmejora de la masa y fuerza muscular. Estos fármacos tienen como objetivo principal, disminuir la ansiedad por las comidas, limitando por ende el consumo de nutrientes y calorías para el organismo.

Esto tiene sus repercusiones en cuanto a la recepción de nutrientes para el organismo, y es que limita en gran medida el consumo de proteínas, vitaminas, minerales y aceites grasos poliinsaturados proveniente de los alimentos, y cuya función es proporcionar combustible para que las células y tejidos de los músculos se nutran y cumplan sus tareas.

¿Qué efectos tiene la pérdida de masa muscular?

Con la pérdida de masa muscular, también se crea una pérdida de la fuerza, factor que genera diversas consecuencias en el humano. Te describimos algunas de ellas:

1. Falta de fuerza, resistencia y equilibrio físico

Factores como la nutrición deficiente, las enfermedades crónicas y/o degenerativas, la edad y entre otras, afectan directamente en la salud muscular, ocasionando debilidad en la ejecución de movimientos corporales, principal signo de la pérdida de masa muscular.

2. Movilidad limitada

Con una estructura muscular debilitada, la movilidad al caminar, tomar objetos, cambiar de sentido de dirección, saltar y los reflejos, se afectan significativamente a tal punto en que los movimientos se hacen más lentos y menos seguros.

3. Piel frágil

La pérdida de masa muscular, ocasiona en individuos situaciones como el estiramiento de la piel debido a que el músculo que recubre se hizo más pequeño y adicionalmente, esta pérdida de masa muscular produce la pérdida de movilidad progresiva.

4. Cicatrización lenta

Si el organismo ha mermado en su capacidad para regenerar tejido, el proceso de cicatrización de tejidos musculares se torna más lento, debido a que el proceso metabólico para recuperar tejido muscular también se ha ralentizado.

5. Calidad de vida deficiente

Con el pasar de los años, indudablemente que la calidad de vida de las personas que padecen de la pérdida de masa muscular, los impacta negativamente. El hecho de no poderse valer por sí mismo, causa un deterioro psicológico, llegando incluso en casos extremos, a padecer de estados depresivos.

¿Cómo hacer para recuperar la masa muscular?

Afortunadamente, para aquellas personas cuya causa de pérdida de masa muscular no provenga de patologías complicadas, tienen a su disposición diversas estrategias terapéuticas a fin de mitigar sus efectos. Te describimos a continuación las más recomendadas:

1. Mantener una alimentación adecuada

Es necesario, consumir adecuadamente todos aquellos alimentos que contribuyan a suplir al organismo de los nutrientes necesarios.

Dichos alimentos deben contener proteínas de carnes magras, vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, para que las células de órganos y tejidos cumplan sus funciones con eficiencia. De igual manera, la hidratación adecuada es importante para evitar la pérdida de masa muscular.

2. Realizar actividad física

Otro aspecto de relevancia para evitar la pérdida de masa muscular, es la realización de un plan de ejercicios programado y periódico, en especial ejercicios de resistencia.

Importante: Este plan de ejercicios ayudará a mantener el tono y la fuerza en los músculos, pero al mismo tiempo, debe complementarse con el consumo de los nutrientes necesarios para que el organismo pueda realizar su función reparadora de las fibras musculares.

3. Consumir suplementos nutricionales

Cuando el organismo ralentiza su capacidad para sintetizar cierto tipo de proteínas, en especial las proteínas destinadas a la reparación y recuperación muscular, es adecuado acudir a la suplementación nutricional, para facilitar el consumo y la metabolización de los nutrientes necesarios para la recuperación muscular.

En tal sentido, un artículo sobre “Suplementos proteicos en el tratamiento y prevención de la sarcopenia en ancianos. Revisión sistemática”, describe la importancia de la suplementación proteica para mitigar los efectos de la pérdida de masa muscular. (6)

Importante: El consumo de suplementos nutricionales debe ser supervisado por un especialista en nutrición.

Conclusiones Claves

  • La pérdida de masa muscular en personas sedentarias y en adultos mayores se denomina sarcopenia y es un proceso degenerativo involuntario.
  • La pérdida de masa muscular afecta la vida autónoma del individuo, llegando a generar atrofia muscular y estados psicológicos depresivos.
  • Este padecimiento es tratable a través de una vida saludable, tanto en nutrición como en actividad física.
  • La nutrición balanceada es clave en la prevención de la pérdida de masa muscular.