Artículo Revisado・Medicinas

Peritonitis: qué es, causas y tratamiento

Escrito por Marie GalindoRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La peritonitis es considerada un problema de emergencia que deriva de una infección, de las más severas a nivel quirúrgico. Va mucho más allá de la minimización patológica que se le otorga como un saco biológicamente inerte.

En el siguiente artículo se hablará sobre qué es la peritonitis, cuales son las causas que la generan, sintomatología y los tratamientos que se aplican a los pacientes.

¿Qué es una peritonitis?

La peritonitis es, en términos generales, la inflamación del peritoneo, la cual puede ser localizada o generalizada y ser motivo consecuente de una infección o no.

Puede ser motivada también por traumatismos o irritantes químicos, presentándose de forma aguda o difusa y es de elevada mortalidad.

Nota: La peritonitis en muchos casos también se ve involucrada con el apéndice, además de poder ser fruto de complicaciones de otras patologías como insuficiencia renal, hepáticas, entre otras.

Cabe destacar, que se pueden generar dos tipos de peritonitis. La peritonitis primaria o bacteriana espontánea (PBE), la cual es una complicación frecuente y grave de pacientes con cirrosis y ascitis.

Por otra parte se encuentra la peritonitis bacteriana secundaria (PBS), la cual se produce como consecuencia de la contaminación de la cavidad peritoneal por gérmenes procedentes del tracto gastrointestinal, árbol biliar, páncreas o el aparato genitourinario.

Causas de la peritonitis

Las causas de la peritonitis son bastante variadas y amplias. Las mismas serán descritas a continuación, permitiéndonos su identificación y reconocimiento.

Líquido abundante

La acumulación de líquido en la cavidad peritoneal puede conllevar a una peritonitis bacteriana espontánea (1). Las mismas no requieren de una perforación sino una infección motivada debido a la exposición a irritantes químicos como la bilis o líquido ascítico.

Infecciones

Una infección de naturaleza bacteriana o micótica, es de los posibles motivos de que suceda una peritonitis. En caso de ser espontánea, son las bacterias aeróbicas y gram negativas los elementos más influyentes en su desarrollo.

Perforación

Es denominada peritonitis secundaria, aquella que proviene de esta naturaleza. La misma es una peritonitis que se debe a la contaminación de la cavidad peritoneal por el paso de bacterias (escherichia coli, klebsiella pneumoniae), a través de tejidos que han sido perforados de forma espontánea o traumática. (2)

Traumatismo

Como describimos previamente, un traumatismo puede ser la causa de la perforación de intestinos o incluso debido a complicaciones posteriores a una intervención quirúrgica.

Afecciones médicas

Cómo mencionamos previamente, existen ciertas patologías que también pueden ser motivos causante de una peritonitis. Las mismas pueden ser también resultados de complicación, y son parte de la denominada peritonitis secundaria.

Las patologías y factores que pueden derivar en peritonitis son:

  • Insuficiencia renal
  • Desnutrición
  • Inmunodepresión
  • Enfermedades asociadas con malaria
  • Peritonitis tuberculosa
  • Problemas hepáticos
  • Pancreatitis aguda
  • Diálisis peritoneal

Síntomas de la peritonitis

La peritonitis como complicación médica tiene una sintomatología bastante particular. La misma será mencionada y descrita a continuación para su reconocimiento e identificación de ser necesario.

Dolor e inflamación abdominal

Uno de los síntomas más característicos de la peritonitis, es la presencia de un dolor agudo en el área abdominal, focalizado en la parte baja derecha debido a la inflamación del peritoneo y el mismo suele desarrollarse avanzando por toda la zona estomacal.

Nota: Este tipo de dolor suele producir mucha molestia al tacto, lo cual siempre es un indicativo para el diagnóstico.

Trastornos estomacales

Los trastornos estomacales, suelen ser característicos de la presencia de peritonitis causada por apendicitis. El bloqueo en el interior del apéndice, conlleva a malestares estomacales y vómitos. Presenta también estreñimiento y fatiga constante.

Sed intensa

La sensación constante de sed intensa o excesiva, al igual que una constante necesidad de orinar, es parte de los síntomas de la peritonitis.

Nota: Ambas provienen de una deshidratación, que se considera como uno de los elementos de la infección y es necesario que sea reconocido como una señal de alerta.

Emisión menor de orina

La necesidad excesiva, no va de la mano con una expulsión o producción excesiva. De hecho la peritonitis puede producir retención de líquidos, por lo que incrementa la inflamación abdominal y puede empeorar la situación.

Fiebre y cansancio

La fatiga es un síntoma previamente mencionado, y puede ser motivado por la combinación de los distintos síntomas que presenta el paciente.

La fiebre se debe a la intervención de bacterias, siendo entonces más latente en peritonitis secundarias, sobre todo debido a que es ocasionado por una aparición brusca del cuadro clínico.

Inapetencia

La falta de apetito es persistente, los pacientes presentan decaimiento y suele ser por los cuadros de dolor que deben enfrentar. También se suma a los causantes, la inflamación que se produce en el sistema.

Taquicardia

Cuando la gravedad es imponente, los síntomas tienen la capacidad de evolucionar a hipotensión, taquicardia y fiebre alta.

Nota: Conlleva graves complicaciones una atención tardía para estos cuadros clínicos, incluso, en pocas horas, se puede producir la muerte.

Tratamiento para la peritonitis

Para la peritonitis existen ciertos tratamientos claves. Los mismos son continuos e íntimamente relacionados entre ellos, debido a su complementación para que sea satisfactoria la recuperación.

Cirugía de emergencia

Una intervención quirúrgica, es necesaria para retirar el tejido de nuestro organismo que ha sido infectado, evitando así que se propague sobre todo cuando es producida a través de la perforación de alguno de nuestros órganos.

Se evacúa el líquido (sangre, fluidos corporales y en algunos casos pus), acumulado a causa de la peritonitis y se procede a tratar con antibióticos.

Antibióticos y analgésicos

El tratamiento de la peritonitis incluye penicilinas y quinolones. En muchos casos, es requerida la supervisión médica por lo que debe internarse el paciente hasta que la infección sea controlada. (3)

Nota: Son tratamientos fuertes debido a que es un crecimiento microbiano en un área estéril de nuestro cuerpo.

Conclusiones Claves

  • La peritonitis es una infección en la cavidad abdominal causada por distintos motivos en nuestro organismo que debe ser tratada con emergencia y sumo cuidado.
  • La peritonitis es de alto riesgo debido a su elevada mortalidad, incluso en cuestión de horas, por lo que es importante acudir a asistencia médica para la aplicación inmediata de un tratamiento.
  • Existen dos tipos de peritonitis, las cuales son peritonitis bacteriana y secundaria.
  • La peritonitis puede ser consecuencia a una complicación patológica, siendo una manifestación clínica infecciosa con presencia de dolor, fiebre, trastornos estomacales e inflamación abdominal.
  • La peritonitis suele significar la acumulación de líquidos como fluidos corporales, sangre y en algunos casos pus (debido a la intervención de bacterias).