Psicología y Salud emocional

Pirámide de Maslow: qué es, importancia y ámbitos de aplicación

Escrito por Enmanuel Da Silva

La pirámide de Maslow es una teoría que explica la motivación, la productividad y el deseo de crecer en cada ser humano.

Acuñada durante la primera mitad del siglo XX, Maslow revolucionó el área de la psicología con un concepto que, hoy en día, todavía sigue siendo discutido.

Si deseas aprender sobre ella, su importancia, qué importancia tiene en tu día a día y cómo puede ser de tu ayuda, el siguiente artículo explica los puntos clave.

¿Qué es la pirámide de Maslow?

La pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su publicación titulada “Theory of Human Motivation” en 1943.

Posteriormente, expandió su teoría en 1954 con la publicación de un libro llamado Motivation and Personality.

La teoría afirma que existen una serie de necesidades que cada humano debe o busca cumplir. Maslow propone que, durante el desarrollo psicológico de la persona, el ser humano atraviesa distintas fases.

Estas son: necesidades básicas, de seguridad, sociales, de estima y reconocimiento y autorrealización.

Generalmente, esta serie de condiciones fisiológicas, sociales, económicas y emocionales que un individuo debe cumplir, se representan, gráficamente, como una pirámide.

Para que un individuo pueda avanzar a la siguiente fase, debe haber alcanzado un cierto grado de satisfacción personal en la fase anterior. De lo contrario, no podrá avanzar.

A pesar de la carencia de evidencia científica que respalde las afirmaciones, la teoría ganó tracción a lo largo del siglo XX.

Ha sido utilizado en el campo de la psicología para explicar la motivación, el esfuerzo y su correlación con la personalidad humana.

Escala de necesidades en la pirámide de Maslow

Maslow creía en la jerarquización de estas necesidades.

Es decir, una toma precedencia ante la otra y debe ser cumplida. De lo contrario, el crecimiento psicológico y personal de la persona se vería truncado.

A continuación, te explicamos cada una de estas etapas:

Necesidades básicas

Representan la necesidad universal, presente en cada ser humano. Para que un individuo pueda perseguir sus aspiraciones y lograr una satisfacción en cualquiera de los otros niveles, primero debe satisfacer las necesidades básicas.

Cuando las necesidades básicas no son satisfechas, el descontento en el individuo aumenta. A su vez, esto aumenta el deseo de satisfacer estas demandas fisiológicas.

Las necesidades fisiológicas son: salud, sustento, beber agua, el descanso, ropa y un hogar o sitio donde vivir.

Para perseguir cualquiera otra ambición, primero deben ser completadas.

Necesidades de seguridad

Se encuentran por encima de las anteriores. En este nivel, el individuo busca adquirir un sentido de seguridad.

Según Maslow, estas necesidades son más prevalentes en niños que buscan la seguridad y el confort de las figuras paternas. Pero, son importantes para cada individuo.

Son la seguridad personal, emocional, financiera, y el bienestar físico y mental de las personas.

La pérdida de un empleo o una enfermedad que requiera cantidades copiosas de dinero para tratar pone en riesgo la estabilidad en este eslabón.

Necesidades sociales

Una vez que la persona asegure un estado de óptima salud y bienestar económico y emocional, el tercer nivel de las necesidades humanas se torna interpersonal.

En este eslabón, la persona busca la aceptación, el confort y compañía de otros. Esto puede verse reflejado en grandes comunidades: clubes, grupos religiosas, organizaciones profesionales, de deporte, pandillas y demás.

También pueden presentarse en menor escala: las relaciones familiares, románticas, los mentores, compañeros de trabajo, colegas y confidentes.

Según Maslow, los humanos, una vez que las necesidades basales son completadas, busca con extrema intensidad la gratificación obtenida al relacionarse, positivamente, con otros.

También argumentaba que la carencia o imposibilidad para cumplir con estas necesidades llevan a la aparición de patologías psicológicas como la depresión clínica.

Necesidades de estima y reconocimiento

Maslow afirma que, en este eslabón, todas las personas de la sociedad (exceptuando unos pocos casos) buscan tener una firme y confiada imagen de sí mismos para lograr el autorespeto y la autovaloración.

Una autoestima adecuada le confiere al individuo la capacidad de encarar al mundo con confianza plena, alcanzando la independencia y libertad de su ser. También busca la reputación, el prestigio, reconocimiento y atención por parte de otros.

La satisfacción de ambas necesidades llena a la persona con la confianza, valor, fuerza y capacidad para hacerse a sí mismos útiles y necesarios en el mundo.

Cuando no se logra satisfacer este nivel, ocurren los complejos de inferioridad, la debilidad y pobre autoestima del individuo.

Necesidades de autorrealización

La autorrealización es lo que Maslow define, de manera sucinta, como la capacidad del hombre en alcanzar y perfeccionar todo aquello que puede y desea lograr.

En la jerarquía piramidal, la autorrealización es la meta explícita de todo ser humano. Las otras etapas solo fueron los pasos necesarios para alcanzarla.

Para Maslow la autorrealización requiere que el individuo haya completado e incluso perfeccionado las etapas anteriores.

En otras palabras, esta etapa corresponde al logro de una meta y, por ende, varía de persona en persona. La meta cumbre de un atleta difiera de la de un pintor, músico o un profesional de la salud.

Maslow cita, como ejemplo de personas autorrealizadas, a Albert Einstein, Thomas Jefferson, Eleanor Roosevelt, y otras figuras históricas.

Al estudiar y analizar la vida de cada uno, Maslow observó similitudes en cuanto a capacidad analítica, juicio propio, aceptación de sí mismos, autonomía y el deseo de crear y lograr algo que fuese más allá de ellos mismos.

Ventajas de la pirámide de Maslow

La pirámide de Maslow fue eventualmente adoptada por áreas como la sociología y la psicología motivacional para explicar el esfuerzo y motivación que llevan a un ser humano a cumplir cualquier meta.

A continuación, te mostraremos algunas de las ventajas que la popular pirámide de Maslow trajo consigo:

Fácil de entender

La pirámide de Maslow rápidamente se convirtió en una de las teorías psicológicas más famosas fuera del área de la psicología, a diferencia de otras.

Se le atribuye, parcialmente, a lo fácil que puede ser explicado. Todo individuo tiene una serie de necesidades o carencias (los cuatro primeros eslabones) que debe completar si desea lograr alguna clase de crecimiento personal (el último eslabón).

Algunos autores, como el sociólogo e investigador Uriel Abulof, intentan explicar su popularidad argumentando que la sociedad humana se ve reflejada, de alguna manera u otra, en el trabajo de Maslow.

Es explicativa

La pirámide de Maslow describe de manera clara y sucinta los distintos niveles que atraviesa la psicología humana durante su crecimiento y desarrollo.

Explica también cómo funciona la motivación del ser humano para completar una tarea, el porqué lo hace y qué obtiene al completar la tarea.

Finalmente, intenta explicar el porqué ciertos humanos alcanzan el último nivel y la trascendencia, mientras que la mayoría no.

Es innovadora

La propuesta de Maslow no se enfoca en la psicopatología y todas las posibles afecciones psicológicas que una persona pueda padecer.

De lo contrario, Maslow dirigió su atención a lo que puede salir bien, y no lo que puede salir mal. Para él, el humano es un ser en constante cambio, nunca se mantiene estático ni igual a lo largo del tiempo.

Por ende, la pirámide enfatiza la importancia de completar cada nivel y alcanzar la cúspide del potencial humano a través del crecimiento, físico y mental, de la persona.

Se aplica a la realidad

Aunque la pirámide carece de sustentación científica (algo que el mismo Maslow admitió) puede ser aplicado a muchas áreas de la sociedad.

Para que un individuo busque la autorrenovación, mejorar cada día y alcanzar su potencial, primero debe cumplir con necesidades básicas como la alimentación, salud y estabilidad financiera.

Un individuo sano, física y mentalmente, seguro de sí mismo, es más proclive a invertir su tiempo y energía en tareas que fomenten la creatividad, espontaneidad y crecimiento personal.

Desventajas de la pirámide de Maslow

La teoría de Maslow también ha recibido críticas desde su incepción. Mientras que unos concuerdan con la explicación de Maslow, otros la rechazan vehementemente.

A continuación, señalamos algunas de las críticas más conocidas:

Resulta un tanto ambigua

A pesar de lo conveniente que pueda ser la pirámide para explicar muchos aspectos de la sociología humana, aún presenta numerosas limitaciones y ambigüedades.

Por ejemplo, ¿en qué punto un individuo se considera satisfecho en un nivel para avanzar a otro?

¿Bajo qué circunstancias un individuo puede regresar de un nivel a otro?

Otra ambigüedad corresponde a la autorrealización. Maslow lo describe como la materialización de todo aquello que podemos llegar a ser. Sin embargo, no existe manera objetiva de cuantificar el progreso personal de la persona.

No existe un punto determinado, en una serie de eventos lineales, que le indique a la consciencia de la persona que ha alcanzado todo lo que puede llegar a ser.

Las secuencias son cuestionables

Cada individuo es bastante diferente al otro y, por ende, también lo son sus metas y aspiraciones.

La pirámide asume que cada individuo prioriza las necesidades de manera uniforme. Una persona con baja autoestima priorizará la aceptación de otros sobre cualquier otra necesidad.

Otras personas, por otro lado, prefieren la soledad. Por ende, restaría importancia a las necesidades sociales. Mientras que otros buscarían mantener las interacciones sociales sobre cualquier otra.

Se presenta el optimismo muy exagerado

La secuencia de cada paso generalmente no resulta tan sencilla e ininterrumpida en la mayoría de casos.

La vida se encuentra repleta de circunstancias inesperadas y contratiempos que pueden perturbar al individuo e incluso, truncar su crecimiento personal.

Maslow admitió que su investigación sólo abarcó el 1% de la población, seleccionando las personas más sanas, física y mentalmente.

Por lo tanto, existen limitaciones a la hora de aplicar uniformemente esta jerarquía a la sociedad humana. El cuerpo y mente de cada persona es diferente, sus condiciones preexistentes y experiencias también lo son.

Para algunos, ese proceso de autorrealización es más sencillo que otros, donde se vuelve un proceso tortuoso e incierto.

Es obsoleta frente a otras teorías

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, se han publicado teorías que, aunque no pujen a la teoría de Maslow de lado, representan una interpretación alternativa de cómo los individuos se ven motivados.

Un ejemplo es la teoría de los dos factores de por Frederick Herzberg. El psicólogo teoriza que existen dos conjuntos de factores, los de motivación y los de higiene, que actúan independiente uno del otro.

El primero, los de motivación, son el logro, el reconocimiento, el crecimiento personal, promociones y el interés intrínseco hacia el trabajo. La presencia de estos genera satisfacción.

Por otro lado, los factores higiénicos, son factores fuera del alcance del individuo. El salario, el ambiente físico, las políticas de la empresa, compañeros de trabajo y la seguridad laboral.

La presencia de estos últimos no genera satisfacción necesariamente. Pero su ausencia genera insatisfacción.

A diferencia de la teoría piramidal que jerarquiza cada necesidad, los factores de Herzberg actúan independientemente del otro y sin orden alguno.

Si un administrador busca aumentar la productividad laboral, debe trabajar en ambos para aumentar la satisfacción y reducir lo que impide que un trabajador llegue a experimentarla.

Ámbitos de aplicación de la pirámide de Maslow

Como ya hemos mencionado, Maslow tuvo un profundo efecto más allá de la psicología.

Cambió la manera como líderes y administradores de empresas miran la productividad del trabajador y el porqué puede disminuir como aumentar.

A continuación, mencionamos algunas de las aplicaciones que se le da a la pirámide de Maslow hoy en día.

En la vida personal

Desde un principio, Maslow redactó su teoría como una explicación del porqué ciertos individuos atravesaban largas travesías para lograr su cometido: la autorrealización.

En esencia, Maslow propuso la pirámide como una jerarquización de pasos que cada persona debe seguir si desean alcanzar la plenitud, tanto consigo mismos como con el ambiente que los rodea.

En la educación

Maslow cita como un ejemplo de persona autorrealizada a Albert Einstein, una de los académicos más prominentes en el área de las ciencias.

Por ende, la teoría sí puede ser aplicada en el ámbito educacional. Alcanzar metas propuestas o crecer como profesional, indiferentemente del área, requiere primero completar ciertas otras necesidades.

La ausencia de las necesidades básicas y de seguridad conllevan a situaciones negativas como la enfermedad, inseguridad laboral o financiera que ejerce un efecto sobre el individuo.

Esto, a su vez, trunca la capacidad de crecer y aprender diariamente. Para impedirlo, primero se deben satisfacer las necesidades primordiales.

En el trabajo

La pirámide de Maslow, y las subsiguientes teorías que vendrían como resultado, reestructuraron los contratos laborales.

Las compañías pasaron de un modelo tradicional donde el trabajador simplemente cumple una función y es remunerado por ello.

Hoy en día, los contratos ofrecen oportunidades e incentivos que buscan satisfacer las tres primeras necesidades en la pirámide.

En el marketing y economía

Similar al punto anterior, la pirámide de Maslow explica, parcialmente, la motivación y productividad humana.

Los seres humanos cuyas necesidades básicas son cubiertas son personas más proclives a buscar mejorar sus capacidades, optimizar sus estrategias y ser más productivos en general.

Este incremento de la productividad a un alza de las ganancias que una empresa, e incluso país, puede recibir.

De la misma manera, el marketing que apela a las necesidades básicas e innatas de ciertos individuos crea un mayor impacto en ellos, influenciando sus decisiones.

Por lo tanto, si se comprende la psicología humana y su funcionamiento, el mensaje transmitido por una empresa o grupo llegará con mayor facilidad.

En las necesidades sociales

Desde otro punto de vista, esta jerarquía reafirma la suma importancia de las conexiones interpersonales. Más allá de las necesidades básicas, como sustento y agua, las personas son seres sociales.

Buscamos intercambiar y debatir ideas, ser aceptados y reconocidos por otros. Un individuo que no se sienta marginalizado es una persona que buscará continuar creciendo y ser aún más aceptado por otros.

Importancia de la pirámide de Maslow

La teoría de la motivación de Maslow impactó profundamente a la psicología, el marketing, el área empresarial e incluso interpersonal.

Trajo consigo conceptos innovadores y conceptualizó aquello que el ser humano siente dentro de sí, pero no puede articularlo en palabras.

La longevidad de la pirámide puede deberse a que representa cada una de las fases del desarrollo de la persona y su deseo de completar cada una de ellas.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud