Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

Propiedades de la albahaca y beneficios para la salud

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Las plantas medicinales han tenido su protagonismo durante muchos años, a pesar del embate de las empresas fabricantes de medicamentos sintéticos. Una de esas plantas que nos ofrece innumerables bondades, es la planta de albahaca.

La hoja de esta planta ofrece muchas soluciones a diversas patologías de los humanos, y con la ventaja de que para obtener sus beneficios, solo tienen que tenerla en un jardín.

A continuación te presentamos el siguiente artículo, donde te presentamos una importante información acerca de los variados aportes de esta planta medicinal.

¿Qué es la albahaca?

La planta de albahaca, cuyo nombre científico es ocimum basilicum, es una hierba aromática nativa de Irán, India, Pakistán y diversas regiones tropicales de Asia. tiene aproximadamente 150 especies.

Dato curioso: El nombre científico deriva del griego antiguo, ocimum viene de “okimon”, descrita por Carlos Linneo en 1753, nombre usado por los botánicos de la antigüedad, para referirse a la hierba aromática y la palabra basilicum, de “basilikon” cuyo significado es "planta real, majestuoso".

Las especies existentes de ocimum son ricas en aceites volátiles, que pueden variar en su composición química y a las condiciones del cultivo. El aceite de ocimum basilicum, es empleado en perfumería y aromaterapia y reconocida igualmente por su amplio uso como planta medicinal.

Propiedades de la albahaca

Las propiedades descritas a continuación, corresponden a la albahaca de la variedad ocimum basilicum L, cuyos principales componentes son:

Vitaminas

Una de ellas es la vitamina K, esencial para la coagulación de la sangre,para la construcción de huesos y tejidos saludables.

Otra vitamina es la A, la cual está contenida en los betacarotenos de sus hojas, consideradas poderosos antioxidantes que ayudan a prevenir la oxidación del colesterol en la sangre, la arteriosclerosis, ataques cardíacos y embolias.

Así mismo, contribuye a la protección de las células que forman una serie de estructuras corporales. Tan sólo dos cucharadas de albahaca, proporcionan el 29% del valor diario recomendado.

También contiene vitamina C, necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos; forma una proteína que es utilizada en la producción de piel, tendones, ligamentos, vasos sanguíneos y para formar el tejido cicatricial. También contribuye en la reparación de cartílagos, los huesos y los dientes.

La vitamina C ayuda en la absorción del hierro, y es uno de muchos antioxidantes, que bloquean parte del daño causado por los radicales libres responsable del proceso de envejecimiento.

Nota: La albahaca también contiene flavonoides y aceites volátiles, que proporcionan los mayores beneficios de salud, protegiéndolo a nivel celular con propiedades antibacterianas.

Entre estos se encuentra el estragol, linalol, cineol, eugenol, sabineno, mirceno y el limoneno, todos estos son capaces de restringir el crecimiento de numerosas bacterias dañinas.

Minerales

Contiene hierro, que es un mineral necesario para el crecimiento y desarrollo del cuerpo. El cuerpo lo utiliza para fabricar la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos cuya función es transportar el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo, y la mioglobina, una proteína que provee oxígeno a los músculos.

Su contenido de calcio, es indispensable para varios procesos del organismo en la formación de los huesos, dientes, en la contracción muscular y el funcionamiento del sistema nervioso. Interviene igualmente en la coagulación de la sangre y en la actividad de algunas enzimas.

El manganeso está incluido en su contenido y es usado por el organismo para fortalecer los huesos, en la reproducción, la coagulación sanguínea y en el mantenimiento de un sistema inmunitario sano.

Su aporte de magnesio, regula la función de los músculos y el sistema nervioso, equilibra los niveles de azúcar en la sangre, y la presión sanguínea. Colabora en la formación de proteínas, masa ósea y ADN.

Por su parte el potasio ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos y a que su ritmo cardíaco se mantenga constante. También permite que los nutrientes fluyan a las células y a expulsar los desechos de estas.

Antiespasmódica

La acción del estragol contenido en la hoja de albahaca, se considera antiespasmódica, ya que actúa sobre la musculatura lisa de los intestinos. Sirve para tratar cólicos, como la dismenorrea, cólicos biliares o nefríticos, entre otros.

Antibacteriana

Se ha comprobado mediante ensayos científicos que el aceite esencial de albahaca contiene el (E)-cinamato de metilo, el timol y el 4-alil anisol, componentes que demostraron su actividad inhibitoria sobre varias cepas de S. aureus y de K. pneumoniae multirresistentes de origen nosocomial. (1)

Importante: Otro ensayo científico realizado sobre géneros staphylococcus, enterococcus y pseudomonas, demostró un fuerte efecto inhibidor de la albahaca sobre las bacterias de prueba. (2)

Antitusígena

La hoja de ocimum basilicum, es muy utilizada en medicina tradicional frente a afecciones respiratorias como la bronquitis y la tos. El componente alfa pineno, contribuye a proteger los pulmones de ciertas infecciones virales como la bronquitis. Así lo reseña un artículo de la Revista Cubana de Farmacia. (3)

Antiinflamatoria

Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias gracias al sabineno y el linalol. Tópicamente es usada en baños y cataplasmas para tratar afecciones de la piel. Así lo refiere un artículo sobre “Estudio farmacognóstico de ocimum basilicum”. (4)

Vermífuga

De acuerdo a la tradición y costumbres de poblaciones, la albahaca se ha empleado para tratar la expulsión de parásitos intestinales de las vías digestivas. Esta acción también es llamada antihelmíntica.

Esta propiedad se reseña mejor en el artículo “Estudio farmacognóstico de ocimum basilicum”, de la Revista Cubana de Farmacia. (5)

Febrífuga

Esta propiedad es gracias al efecto para fortalecer el sistema autoinmune y de servir como antibiótico natural. Por ejemplo, el té de albahaca tibio es excelente para bajar la fiebre porque induce a la transpiración, ayudando así a regular la temperatura del cuerpo.

Importante: En un trabajo de grado de la Universidad Autónoma Agraria, Antonio Narro, de México, titulado “Aceite de Albahaca (Ocimum basilicum L.) y su potencial de producción sustentable para uso medicinal”, hacen referencia a las propiedades de esta hoja tanto para la expulsión de parásitos, como para bajar la fiebre. (6)

Beneficios de la albahaca para la salud

La mayoría de los beneficios que presenta la hoja de ocimum basilicum L., están documentadas por trabajos y estudios de la ciencia, pero también, el uso por parte de pobladores sin evidencia científica, pero con resultados visibles, la hacen una poderosa herramienta terapéutica. A continuación te presentamos las más relevantes:

Potencia el sistema inmune

Gracias a su contenido de limaleol, saponinas, taninos y vitamina C, el consumo de albahaca ayuda a mejorar las funciones del sistema inmunológico del individuo, colaborando contra la acción de los radicales libres en el organismo, como antioxidante.

Fortalece el sistema cardiovascular

Los distintos compuestos antioxidantes de esta planta, reducen la oxidación del colesterol en el torrente sanguíneo, mediante lo cual se evita que se produzcan obstrucciones en las venas, evitando la aterosclerosis e infartos.

Combate afecciones respiratorias

Por su contenido de alfa pineno, el consumo de albahaca favorece el tratamiento de las afecciones respiratorias como la bronquitis y la tuberculosis.

Nota: Un estudio sobre “Evaluación de la actividad antimicobacteriana de los constituyentes de Ocimum basilicum contra Mycobacterium tuberculosis”, revela su apoyo al uso de esta planta como remedio para los síntomas de la tuberculosis. (7)

También se ha probado su efectividad sobre el hongo Candida albicans y Bacillus subtilis.

Alivia trastornos digestivos

La hoja de esta planta, estimula el apetito y facilita la digestión, gracias a la presencia de metilchavicol, linalol, cineol y eugenol, además de las saponinas (sustancias que la ciencia ha demostrado que poseen efecto anti microbiótico y propiedades antibacteriales).

Igualmente su aportación de vitamina B1, interviene en la reparación de problemas digestivos, como la falta de apetito, la colitis ulcerosa o la diarrea crónica

Elimina la retención de líquidos y toxinas

El aceite esencial de albahaca, tiene la propiedad de reducir el azúcar y los radicales libres en el cuerpo, por su aporte de minerales como el potasio, vitamina C y compuestos flavonoides.

Disminuye dolores articulares, musculares y menstruales

El consumo de la hoja de albahaca, gracias a su contenido de estragol y alfa pineno, mitiga los dolores causados al sistema locomotor, como músculos, huesos y articulaciones, por su efecto analgésico.

Reduce migrañas y dolores de cabeza

El aceite esencial de albahaca contiene limaleol y mirceno, los cual puede ayudar a la disminución de dolores causados por migrañas y dolores de cabeza por sus efectos sedantes y analgésicos. No es utilizado para dolores de cabeza causados por traumatismos.

Mejora el funcionamiento visual

Por su contenido de betacarotenos, la hoja de albahaca provee de vitamina A al organismo. Esta vitamina también llamada retinol, colabora en la producción de pigmentos en la retina del ojo, la cual favorece la vista ante la exposición de la luz tenue.

Combate enfermedades bucales

La hoja de albahaca en forma de aceite esencial, y a su contenido de linalol, contribuye en la solución de problemas bucales gracias a sus propiedades analgésicas.

También se aplica en caso de dolores bucales, y otras patologías de la boca. Igualmente se usa para frenar la infección bacteriana localizada en la cavidad bucal, gracias a sus componentes antibacterianos.

Reduce el estrés, ansiedad e insomnio

El estragol y el limalol de la albahaca, tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso y alivia las manifestaciones de ansiedad y estrés en el estómago. Tomar un par de tazas de té o infusión, puede calmar los nervios en situaciones o acontecimientos estresantes.

Nota: Quienes padecen insomnio, también pueden beneficiarse del efecto sedante de esta planta para conciliar el sueño. También mitiga la fatiga física y mental, lo que la hace idónea en épocas de decaimiento, agotamiento o cansancio.

Mejora y rejuvenece la piel

Esto es debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y de su contenido de flavonoides. Esta acción mejora el aspecto de la piel y la rejuvenece.

Fomenta la producción de leche materna

Vitaminas K, A y C, minerales como el calcio y el magnesio y de oligoelementos como el hierro y el manganeso, elementos presentes en la hoja de albahaca, contribuyen a la producción de leche materna de calidad.

¿Cómo utilizar la albahaca?

La hoja de albahaca fresca o seca, es comúnmente usada como condimento, en la cocina. Sin embargo, su uso se ha extendido durante muchos años a la terapia medicinal, a través de distintas preparaciones. A continuación te damos algunas de ellas:

Infusión de albahaca

El consumo de la infusión de albahaca es perfecta para combatir el estrés, mejorando nuestra calidad de vida.

También como producto de sus propiedades digestivas, es apropiada para esas noches en las que los cólicos nos impiden dormir.

Aquí te presentamos una receta sencilla:

Ingredientes:

  • Hojas de albahaca secas
  • Agua caliente
  • Endulzante al gusto

Preparación y consumo

  • En una olla pequeña, colocaremos agua fresca y las hojas de albahaca secas.
  • Se llevará al fuego hasta que hierva.
  • Le agregamos el endulzante a nuestro gusto.
  • En una taza, servimos nuestra infusión.

Aceite tópico de albahaca

Este aceite tiene un gran poder antiinflamatorio y cicatrizante. Es usado para la reparación de las mucosas de la piel en caso de picaduras de insectos, heridas superficiales y urticarias.

El aceite tópico de albahaca también es utilizado para tratar el acné y la dermatitis seborreica.

A continuación te compartimos una receta sencilla:

Ingredientes:

  • Hojas secas de albahaca
  • Aceite esencial de romero o almendras

Preparación y uso

  • Limpiar bien las hojas de albahaca seca.
  • Luego en un mortero colocar las hojas de albahaca seca y triturarlas.
  • Conforme las vayas triturando, empieza a añadir el aceite de romero o almendras poco a poco y continúa triturando todo.
  • Después que tengas bien triturado las hojas de albahaca en el aceite, colocarlo en un recipiente, preferiblemente de vidrio y que esté esterilizado.
  • Tapar herméticamente, y dejar macerar durante un mes para intensificar sus propiedades, en espacio seco, fresco y oscuro.

    Conclusiones Claves

    • La albahaca es una hierba aromática con más de 150 especies, que se ha utilizado desde la antigüedad.
    • Posee vitamina K, C, hierro, calcio, manganeso, potasio, betacarotenos y oligoelementos importantes para el organismo.
    • Tiene propiedades antiespasmódicas, antibacterianas, antitusígenas, antiinflamatorias, vermífugas y febrífugas.
    • Fortalece el sistema inmune, cardiovascular, digestivo, respiratorio, visual, además reduce el dolor, estrés, ansiedad, insomnio y rejuvenece la piel.
    • Se puede consumir fresca o seca para hacer infusiones, condimentar comidas o utilizarse de forma tópica en aceites esenciales.