¿Cuál es el punto G del hombre y dónde está ubicado?

Tabla de contenido

La sexualidad es interesante y amplia. Es un campo donde se explora la intimidad y los gustos sexuales, tanto para hombres como igualmente para mujeres.

Dentro de nuestro cuerpo, existen zonas erógenas especiales para las relaciones sexuales, algunas muy conocidas como el punto G. Los hombres y mujeres poseen este punto y sugiere ser algo vital para la excitación en la pareja.

Por eso en el presente artículo se conocerá cuál es el punto G en el hombre, su ubicación y las maneras indicadas de estimularlo. Recomendado para aquellas parejas que desean explorar sus deseos sexuales.

¿Qué es el punto G del hombre?

El punto G o punto Gräfenberg, es aquella zona erógena ubicada en las áreas genitales de hombres y mujeres, con esa se desencadena mayor excitación y por ende, un gran nivel orgásmico.

Un tema de debate pero que tiene cierta conclusión. La ubicación de este punto, varía en ambos sexos, en el hombre está ubicada desde la parte del recto (que está compuesto de muchas terminaciones nerviosas), el perineo y se tiene acceso hacia la próstata, un punto sensible en el cuerpo masculino durante las relaciones sexuales.

Nota: La estimulación por vía del perineo es la mas usada y preferida por los hombres, ya que la mayoría de ellos rechaza la estimulación vía anal. Varias veces por temas tabúes o machistas.

Características del punto G del hombre

El punto G del hombre no es difícil de reconocer, sus características son únicas, por la morfología humana y desde luego, por lo que está compuesto sus sistema reproductor. Las características más importantes son las siguientes:

Se conoce como punto H y punto P

El punto G de los hombres se le llama comúnmente punto H o punto P. Esto no tiene significados nada científicos, son así para diferenciarlos del punto G de las mujeres, y por que la P es para referenciar a la zona del perineo, donde usualmente se estimula a los hombres.

Se ubica dentro del recto

El punto G o punto P está ubicado dentro del recto, sus ramificaciones nerviosas y el acceso a la sensible próstata, la hacen una zona erógena bastante sensible, que el estímulo, muchas veces, hace que el orgasmo sea mayor y placentero.

Nota: Un estudio menciona que “en los varones, hay una gran importancia en el estímulo de órganos sexuales internos y externos, porque genera sensaciones orgasmiscas diferentes”. (1)

Constituye la glándula prostática

El punto P está constituido por la glándula prostática, o simplemente próstata, es un órgano interno. Sensible y conectado a la uretra y las vesículas seminales, esta se encarga de generar líquido seminal y nutrir el esperma. Solo se puede llegar a la próstata a través de un masaje mediante el ano.

Es la zona erógena más sensible

El punto P, al estar encontrado por el ano y constituirse por la próstata o el cuello del perineo, es la zona erógena más sensible en el sexo masculino. Como se dijo anteriormente, la zona rectal está constituida de muchas ramas nerviosas, lo que la hace susceptible a ciertos estímulos sexuales.

Tiene forma y tamaño de nuez

Esto es más que nada referente a la glándula prostática, que tienen gran relación con el punto P. Su forma es exactamente como la de una nuez, y su tamaño es minúsculo, pero nada de ello quita, ya que se trata de un órgano sensible y tal vez el único con el que se tiene acceso de estimulación.

Dato curioso: Una de las técnicas más usadas, no solo a nivel sexual sino a nivel médico, para evaluar la salud de la próstata, es el masaje o examen rectal. (2)

Se puede estimular externa o internamente

Estimular el punto P se puede hacer internamente, que es la introducción suave del dedo en el recto hacia la zona de la glándula prostática. Como también puede hacerse de forma externa, a través del perineo, que está desde el los testículos hacia el ano, igualmente se debe hacer con cuidado y delicadeza.

Genera niveles altos de excitación y orgasmos intensos

La estimulación del punto P, es capaz de generar niveles altos de excitación en los hombres, además que los orgasmos suelen ser más intensos y placenteros. Se trata de un punto sumamente sensible, que explora un nuevo nivel orgásmico en los hombres.

Nota: Un estudio menciona que “el orgasmo es algo placentero y el gozo de este, es igual a una gran satisfaccion sexual”. (3)

Produce una eyaculación con mayor cantidad de semen

El estímulo del punto P o de la glándula prostática, primeramente produce una erección inmediata, además de ello produce eyaculaciones con una cantidad mayor de líquido seminal.

Esto es debido a que se manipula directamente la próstata, haciendo que el trabajo sea rápido, directo y muy placentero.

¿Cómo estimular el punto G del hombre?

A pesar de todo, se deben tomar precauciones y medidas adecuadas para estimular el punto G en los hombres, no solo por infecciones sino también por un cuidado a una zona tan sensible como lo es el recto. Estas son las siguientes formas de estimular el punto G en los hombres:

Utilizar un lubricante adecuado

El recto no es como el pene o la vagina, que naturalmente pueden lubricarse. El ano requiere ser dilatado, muchas veces mediante líquidos como lubricantes, estos son esenciales si se busca explorar el punto P en los hombres, además es seguro.

Mantener la zona higienizada

El hombre debe mantener la zona del ano con mucha higiene, esto se refiere al lavado del mismo, de manera interna y externa. Como también mantenerse afeitado, de manera que no incomode a su pareja o persona de compañía durante el momento íntimo.

Relajarse y despejar la mente

Mantener la cabeza concentrada, hace que el momento se disfrute mucho más. El hombre debe sentirse relajado, porque si no se mantiene con seguridad y tranquilidad, es muy probable que la zona del recto se cierre, haciendo imposible el proceso del masaje prostático.

Comenzar con un masaje externo en el perineo

Si se quiere brindar seguridad desde el comienzo, se debe primero hacer ligeros masajes en la zona del perineo, de forma que vaya generando excitación de un leve nivel, pero de forma segura, esto permitirá la entrada a la zona del recto.

Frotar con el dedo alrededor del ano

Solo se necesita un dedo bien lubricado, para hacer masajes o ligeros frotes alrededor de las paredes del ano, estas están compuestas de muchas ramificaciones nerviosas y ayudarán más en el proceso de explorar el punto G.

Introducir el dedo despacio a unos 7 cm

Se debe ser delicado al momento de introducir el dedo en el ano del hombre, como la glándula prostática está ubicada a unos 5 cm del ano, se debe ir a no más de 7 cm, con el fin de generar placer y posteriormente, masajear la próstata para continuar con el proceso de forma segura.

Curvar el dedo hacia el ombligo y presionar

Cuando se tiene el dedo dentro de la zona rectal, se debe presionar ligeramente hacia adentro, en dirección hacia el ombligo, esto es porque específicamente ahí se encuentra ubicada la glándula prostática.

Nota: Al hacer esto con cuidado, se puede empezar el masaje del punto P.

Tocar las paredes internas y probar distintas presiones

El punto P puede variar de sensibilidad en cada hombre, por ello debes sentirte libre de explorar las paredes internas del recto o distintas presiones hacia la glándula prostática, siempre lubricada y con sumo cuidado. Todo esto con el fin de incrementar siempre el placer dentro de la intimidad.

Probar con dilatadores y juguetes sexuales

Si se desea, se puede probar dilatadores, que al igual que los lubricantes, son artefactos sexuales para abrir espacio en el ano (incluso se usa durante el sexo anal) o juguetes sexuales.

Lo anterior se utiliza tanto para incrementar el placer, como también para simular cuál sería la situación en la que se encontrará un hombre, además es seguro para aquellos que nunca han explorado el punto P.

Tip: Además de los lubricantes, puede usarse también guantes de látex, para no dañar de forma grave las paredes de la zona del recto.

Conclusiones Claves

  • El punto G masculino es la zona más erógena y sensible de los hombres.
  • También se le conoce como punto P, punto H y masaje prostático.
  • La única forma de llegar a ello, es por medio de la zona del recto.
  • Puede causar mayor nivel de placer y eyaculación con gran cantidad de esperma.
  • Las parejas que desean explorarlo, deben hacerlo con lubricantes y para mayor seguridad, guantes de latex.
  • La zona del punto G en el hombre, debe encontrarse aseada todo el tiempo.