Psicología y Salud emocional

¿Qué es la personalidad y cómo está constituida?

Escrito por Mercedes Mansilla

La palabra personalidad proviene del latin “persona”, que se refiere a una máscara teatral. Podríamos decir que la personalidad son los patrones característicos de los pensamientos, los sentimientos y los comportamientos que hacen que una persona sea única.

Si bien existen muchas definiciones de personalidad, la mayoría se enfoca en los comportamientos y características que pueden explicar el comportamiento de una persona.

La personalidad se ve formada por una variedad de influencias, que van desde la genética hasta el entorno, la cultura, la infancia y la experiencia de cada individuo.

En el siguiente artículo te daremos a conocer de manera precisa, algunos aspectos importantes en relación a la personalidad, sus elementos, niveles y trastornos.

¿Qué es la personalidad?

La personalidad es un complejo conjunto de patrones característicos del pensamiento, y comportamiento de cada individuo.

El estudio de la personalidad se centra en dos áreas amplias: las diferencias individuales y cómo las diversas partes de una persona se unen en un todo.

Según la teoría psicoanalítica de Freud, la personalidad se desarrolla a través de una serie de etapas.

Según Freud, la personalidad se desarrolla a partir de lo que él propuso como las tres estructuras fundamentales de la mente: el ello, el yo y el superyó.

El ello representa a la más primitiva de las tres estructuras y se ocupa de la gratificación instantánea de las necesidades y los impulsos físicos básicos.

Hoy gracias a los descubrimientos de la neurociencia, sabemos que existe una parte del cerebro, a la que se la llama comúnmente “el cerebro reptiliano”, que es la parte más antigua del cerebro y controla las funciones vitales.

El cerebro reptiliano incluye las principales estructuras del cerebro: el tronco encefálico y el cerebelo. El cerebro reptil es compulsivo y representa los impulsos.

Otra parte que forma la personalidad, según Freud es el superyó, que representa la conciencia que respeta las reglas sociales y la moral, similar a lo que mucha gente llama su "conciencia".

Según la neurociencia, podríamos decir que el superyó es el cerebro límbico que surgió en los primeros mamíferos y es responsable de registrar recuerdos de conductas y de las emociones.

El cerebro límbico es responsable de los juicios de valor inconsciente y la empatía, que influencian nuestro comportamiento.

Y por último, el ego, según Freud representa la moral y la racionalidad. Según la neurociencia, podríamos decir que el ego es el neocórtex, que es responsable del desarrollo del lenguaje, el pensamiento abstracto, la imaginación y la conciencia. Esta parte del cerebro es lo que ha permitido el desarrollo de la cultura.

Elementos de la personalidad

Existen varios elementos que, en conjunto, forman nuestra personalidad, como el temperamento, el carácter y la inteligencia. A continuación los veremos en detalle.

Temperamento

El temperamento se refiere a los rasgos de personalidad que determinan cómo alguien reacciona ante el mundo.

Los rasgos del temperamento son mayormente innatos, aunque pueden estar influenciados por la familia, la cultura o las experiencias.

El temperamento juega un papel en cómo nos comportamos e interactuamos con otras personas y se dividen en cuatro básicamente:

  • Sanguíneos: describe a las personas con un humor variable e inestable.
  • Melancólicos: describe a las personas tristes y soñadoras.
  • Coléricos: describe a las personas con voluntad fuerte y sentimientos impulsivos.
  • Flemáticos: describe a las personas tranquilas, apáticas, y con sangre fría.

Carácter

Según el diccionario de la RAE, el carácter es el conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás.

Al igual que el temperamento, el carácter es un conjunto de creencias o actitudes que definen qué tipo de persona eres.

Determina si logrará sus metas de manera efectiva, cómo tratas a los demás y si obedeces las leyes y reglas.

Inteligencia

La inteligencia define las habilidades cognitivas generales para la resolución de problemas de una persona.

La inteligencia abarca la habilidad mental involucrada en el razonamiento, la percepción de las relaciones, los cálculos, y la habilidad de aprender rápidamente, entre otras.

Existen distintos tipos de inteligencia, por ejemplo, la inteligencia musical, la inteligencia corporal-cinestésica, la inteligencia lógico-matemática, la inteligencia lingüística, la inteligencia espacial, y la inteligencia emocional.

La inteligencia forma una gran parte de nuestra personalidad.

Niveles de la personalidad

Existen varios niveles que marcan la personalidad, como la parte consciente, preconsciente e inconsciente.

Tanto Freud como el budismo, hablaron sobre los diferentes niveles de la personalidad, los cuales veremos en detalle a continuación.

Consciente

El primer nivel de conciencia se conoce como el estado consciente, y esto se refiere a nuestra conciencia inmediata sobre lo que se está experimentando.

Hacemos uso de nuestra mente consciente cuando recibimos información de nuestros sentidos, analizamos la información y luego tomamos decisiones basadas en esta información.

Por ejemplo, en este momento estás consciente de que estás leyendo esto.

Todos los pensamientos que pasan por tu mente, las sensaciones y percepciones del mundo exterior y los recuerdos que traes a tu conciencia son parte de la experiencia consciente.

Inconsciente

El inconsciente, también llamado subconsciente, contiene información debajo de la superficie de la conciencia. Generalmente nos referimos a ellos como recuerdos.

Los recuerdos de experiencias pasadas viven en lo que Freud llamaba el subconsciente. El inconsciente se compone de pensamientos, recuerdos y deseos primitivos o instintivos en lo profundo de nuestra mente.

Preconsciente

La noción del preconsciente fue acuñada por Sigmund Freud, en su intento por descubrir el funcionamiento de la psiquis.

Si bien el preconsciente no es consciente, tampoco es inconsciente. Aunque esto es solo una teoría del psicoanálisis, la neurociencia aún no ha encontrado una alternativa al preconciente a lo largo del tiempo.

Censura

En el psicoanálisis se llama censura a la función que impide el acceso a la consciencia de los contenidos inconscientes, especialmente de los deseos.

Aunque esto es solo una teoría del psicoanálisis, la neurociencia moderna aún no ha encontrado una alternativa a la censura detallada por el psicoanálisis.

Tipos de personalidad

Existen varios tipos de personalidad un poco más detallados y más descriptivos, como las 16 personalidades que desarrollaron Myers y Briggs.

Fascinados por la teoría de los tipos psicológicos de Jung, durante la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a investigar y desarrollar un indicador que podría utilizarse para ayudar a comprender las diferencias individuales.

A continuación veremos algunos tipos de personalidades.

Extrovertida

Los extrovertidos son personas que tienden a estar orientadas a la acción y disfrutan de una interacción social.

Además se sienten llenos de energía cuando pasan tiempo con otras personas.

Introvertida

A diferencia de los extrovertidos, los introvertidos tienden a estar orientados al pensamiento, disfrutan de interacciones sociales profundas y significativas y prefieren pasar tiempo solos.

Juiciosa

Las personas juiciosas prefieren la estructura y las decisiones firmes.

Las personas con fuertes preferencias para juzgar pueden tener dificultades para aceptar a personas con fuertes preferencias para percibir, y viceversa.

Obsesiva

No hay que confundir un tipo de personalidad obsesiva con el trastorno obsesivo compulsivo.

Según la Fundación Internacional del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), cuando uno tiene pensamientos que se repiten continuamente, estos pueden provocar ansiedad e interfieren con la capacidad de funcionar.

Mientras que el TOC, afecta a más de 1 de cada 100 personas, la personalidad obsesiva es simplemente la tendencia al perfeccionismo y es muy detallada.

Compulsiva

La personalidad compulsiva, es muy común entre personas con un temperamento sanguíneo.

Una personalidad compulsiva es difícil de manejar ya que no suelen pensar antes de actuar o hablar, por lo que pueden meterse en muchos problemas.

Perceptiva

La gente con personalidad perceptiva es particularmente buena entendiendo o averiguando cosas.

Las personas perceptivas son perspicaces, inteligentes y capaces de ver lo que otros no pueden.

Analítica

El tipo de personalidad analítica es muy profunda y reflexiva. Son personas serias y decididas.

Establecen expectativas muy altas, por lo que tienen estándares muy altos de desempeño personal y profesional.

Los analíticos están ordenados y organizados. También tienden a tener ese sentido del humor realmente seco, sin embargo, es bastante ingenioso.

Dominante

La personalidad dominante tiende a exhibir arrogancia, superioridad y vanidad. Tienen niveles superiores al promedio de rasgos de personalidad agresivos y manipuladores.

Las personas dominantes también puntúan alto en los rasgos conocidos como la 'tríada oscura': maquiavelismo, narcisismo y psicopatía.

Sumisa

La personalidad sumisa es distintiva de quienes se someten a la autoridad de otra persona.

Tienen una mentalidad orientada al servicio y encuentran paz al recibir instrucciones de aquellos a quienes ellos admiran.

Curiosa

Una personalidad curiosa se vincula con una amplia gama de comportamientos adaptativos, incluida la tolerancia a la ansiedad y la incertidumbre, la expresividad emocional positiva, el humor y la alegría, el pensamiento no convencional y una actitud no defensiva ni crítica.

Creativa

Las personas creativas son notables por su capacidad para adaptarse a casi cualquier situación y arreglárselas con lo que tengan a mano para alcanzar sus metas.

Perfeccionista

En psicología, el perfeccionismo es un rasgo de personalidad caracterizado por el esfuerzo de una persona por la perfección y el establecimiento de estándares de desempeño excesivamente altos, acompañado de autoevaluaciones críticas y preocupaciones con respecto a las evaluaciones de los demás.

Empática

Los empáticos son personas muy sensibles, que tienen una gran capacidad para sentir lo que otras personas piensan y sienten.

Los psicólogos pueden usar el término empatía para describir a una persona que experimenta mucha empatía, a menudo hasta el punto de asumir el dolor de los demás.

Trastornos de la personalidad

Así como existen los tipos de personalidad, también existen los trastornos. De hecho, la psicología de la personalidad ha estudiado, tanto en teoría e investigación, los trastornos de la personalidad. Aquí verás algunos de ellos.

Trastorno paranoide

Según la revista médica Web MD el trastorno paranoide es un trastorno de personalidad que involucran formas de pensar extrañas.

Las personas con trastorno paranoide sufren de paranoia y desconfianza hacia otros, incluso cuando no hay razón para sospechar.

Trastorno de bipolaridad

Según la Clínica Mayo, el trastorno bipolar es una afección mental que causa cambios extremos de humor que incluyen altibajos emocionales y depresión.

Trastorno de personalidad múltiple

El trastorno de personalidad múltiple es una condición psicológica causada por muchos factores, incluido un trauma severo durante la infancia.

Este trastorno produce falta de conexión entre los pensamientos, recuerdos, sentimientos, acciones y el sentido de identidad.

Trastorno esquizoide

La esquizofrenia es un trastorno grave en el que los pacientes interpretan la realidad de forma anormal, puede resultar en alucinaciones, delirios y comportamientos desordenados. Las personas con esquizofrenia requieren un tratamiento de por vida.

Trastorno límite

El trastorno límite de la personalidad, o más conocido como borderline, afecta la forma en que uno piensa y se siente sobre sí mismo y los demás.

Incluye problemas de autoimagen, dificultad para manejar las emociones y el comportamiento.

Trastorno histriónico

El trastorno de personalidad histriónico es definido por la Asociación Psiquiátrica Estadounidense como un trastorno de la personalidad caracterizado por un patrón de conductas de búsqueda excesiva de atención, que generalmente comienzan en la infancia, que incluyen seducción inapropiada y una necesidad excesiva de aprobación.

Trastorno narcisista

Trastorno en el que una persona tiene un sentido inflado de importancia personal. El trastorno de personalidad narcisista probablemente involucra una combinación de factores genéticos y ambientales.

Los síntomas incluyen una necesidad excesiva de admiración, desprecio por los sentimientos de los demás, incapacidad para manejar críticas y un sentido de merecimiento de todo.

Trastorno antisocial

El trastorno de personalidad antisocial, es un trastorno en el que una persona no muestra respeto por el bien y el mal e ignora los derechos y sentimientos de los demás.

Las personas con este trastorno tienden a antagonizar, manipular o tratar a los demás con dureza o indiferencia. No muestran culpa ni remordimiento por su comportamiento.

Las personas con trastorno de personalidad antisocial a menudo violan la ley y se convierten en delincuentes.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud