Remedios Caseros

8 remedios caseros para el cabello maltratado en 2021

Escrito por Enmanuel Da Silva

Anhelar una cabellera fuerte y sana es un deseo frecuente hoy en día.

La resequedad, el debilitamiento y falta de lustre son condiciones en la que cualquier cabello puede encontrarse si no tomas el suficiente cuidado de él.

Es fácil utilizar tintes, secadores, o productos cargados de componentes químicos que podrían tener un efecto prejuicioso sobre el cabello luego de un cierto tiempo.

No obstante, nutrir y fortalecer un cabello no debería ser sinónimo de adquirir soluciones industriales, ya mencionadas. Existen múltiples alternativas caseras, y fáciles de hacer, desde la comodidad de tu hogar.

1. Mascarilla de mayonesa y aceite de oliva

Mascarillas hechas a base de esta combinación favorece un cabello lustroso, voluminoso y fuerte.

Se requieren de ciertos tratamientos indispensables si deseas mantener el vigor y lustre de tu cabellera: La utilización de productos adecuados, acordes a tu tipo de cabello, una adecuada alimentación y la aplicación de baños de crema.

Cuando un cabello, poco cuidado, se ve expuesto a líquidos este tiende a absorberlo, llevando a su debilitamiento por la hinchazón.

Para destacar: La mayonesa, el aceite de oliva (y otra clase de aceites) actúan al lubricar la superficie del cabello, impidiendo la absorción de líquido. Esto se debe a la hidrofobicidad del aceite, es decir, su capacidad de no mezclarse con el agua.

Además, el lubricado impide la fricción. Estos dos factores, juntos, mantiene el tallo del cabello en óptimas condiciones.

Para ello, necesitarás de lo siguiente:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de mayonesa.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 huevo.

Instrucciones:

  • Une los ingredientes en un recipiente, revuelve hasta que la mezcla sea consistente y uniforme.
  • Colócalo sobre tu cabello seco, especialmente en las partes más vulnerables, y déjalo actuar entre 15 a 30 minutos.
  • Utilizando agua tibia, enjuaga de manera uniforme hasta eliminar el producto por completo.
  • Se recomienda aplicar esta mezcla al menos una vez por semana.

2. Mascarilla de aguacate y miel

La exquisitez y dulzura de la miel no deberían ser las únicas cosas por la cual es conocida. Ésta provee beneficios para el cabello en necesidad de cuidados caseros.

Primero, la miel favorece el crecimiento de las células epiteliales de la piel. Al aplicarse de manera consistente, favorece una piel cuyas células se encuentran sanas, que se traduce a folículos pilosos fuertes.

Segundo, disminuye la resequedad y aumenta el brillo de tu cabello. La captación de las partículas diminutas de agua gracias a agentes ‘humectantes’. También capta las vitaminas, minerales y aminoácidos existentes en tu tratamiento habitual.

Finalmente, tiene propiedades antioxidantes. Contiene moléculas llamadas flavonoides (las mismas en una amplia gama de alimentos) que limitan la formación de moléculas nocivas para la célula, conocidas como radicales libres.

Al hacer esto, la miel promueve el crecimiento e integridad del cabello.

Por otro lado, el aguacate es rico en aceites naturales de los cuales ya hablamos. Ellos lubrican, humectan, y le otorgan ese lustre que tanto se anhela.

Ingredientes

  • La pulpa de medio aguacate maduro.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de miel.

Instrucciones

  • Aplicar sobre el cabello mojado con las yemas de los dedos, comenzando en la parte inferior y ascendiendo poco a poco. Toma tu tiempo para masajear con precisión.
  • Si tu cabello es quebradizo o débil, se recomienda cubrir el cabello con un gorro de baño durante al menos una hora, luego de haber aplicado la mezcla.
  • Luego déjalo reposar durante otros 20 minutos y lávate en la ducha.

3. Mascarilla de miel y huevo

Aunque luzca peculiar y sin fundamento científico alguno para el cuidado de cabello, el huevo es rico en proteínas, aminoácidos y ácidos grasos que facilitan la humectación y lubricación de la cabellera.

Se encuentra empaquetado con nutrientes de toda clase, especialmente la biotina, o vitamina B7. Se ha comprobado que la biotina posee un significativo efecto sobre el crecimiento del cuero cabelludo.(1)

Además, contiene vitamina C, rico en propiedades antioxidantes que mejora el crecimiento celular.

Nota: Aunque las concentraciones de estos en el huevo no sean muy altas, se debe integrar junto a la biotina y el resto de minerales y vitaminas ingeridas en tu dieta. De manera tal que mantengas un cuerpo sano en su totalidad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel (25 g).
  • 1 huevo.

Instrucciones

  • En un recipiente, mezclar los ingredientes para crear la mezcla.
  • Se procede a aplicarla sobre tu cabello y masajear, esparciendo así la mezcla.
  • Se debe prestar particular atención a la raíz de tu cabello y las puntas.
  • Dejar actuar durante al menos 20 minutos, luego lavar con champú o tu acondicionador de preferencia. Es ideal para todo tipo de cabello.

4. Mascarilla de plátano y papaya

El plátano es rico en silicio. Un mineral caracterizado por estimular la producción de colágeno por parte de nuestro cuerpo.

Este efecto resulta beneficioso para toda aquella clase de piel lesionada de alguna manera. En este caso, nuestro cuero cabelludo. Al estimular nuestro cuerpo a crear más colágeno, la superficie del cabello se torna más resistente.

Para destacar: Históricamente, las distintas partes del plátano han sido utilizados como base para tratamientos antimicrobianos y antioxidantes para ciertas enfermedades. Esto a se debe que están cargados con flavonoides.

Además, se conoce que las mezclas a base de bananas son una excelente solución para la caspa. Esta última no es más que la descamación de tu cuero cabelludo, favoreciendo la caída del cabello.

La papaya, al igual que la banana, provee con efectos antioxidantes y múltiples enzimas que luchan contra la degeneración de las células de tu cuerpo.

Ingredientes

  • 1 o 2 plátanos (depende del largo de tu cabello).
  • 1/2 taza de papaya picada.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o coco.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 4 cucharadas de yogurt.

Instrucciones

  • Tritura bien los ingredientes junto con el aceite hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Aplica la mezcla sobre tu cabello, utilizando movimientos circulares.
  • Cubre tu cabello con un gorro de baño y deja la mezcla actuar por 30 minutos.
  • Retira con agua tibia. Procede a lavar tu cabello con tu champú o acondicionador habitual.

5. Mascarilla de aceite de almendras

Los ácidos grasos, el componente principal de toda clase de aceite, poseen efectos significativos a la hora de salvaguardar nuestro cabello.

A diferencia que otros tipos, el aceite de almendras es rico en grasas insaturadas. Sin embargo, el efecto entre los distintos tipos de ácidos grasos (insaturadas, poliinsaturadas, monoinsaturadas, y otros) no difieren significativamente del uno y el otro.

Nota: Se cree que estos efectos son mediados por el metabolismo de lípidos en nuestro cuerpo. Una vez metabolizados, estos son imprescindibles durante el nacimiento y crecimiento de los folículos pilosos.

Por ende, nutrir a nuestro cuero cabelludo con los ingredientes necesarios para cuidarse a sí mismo es indispensable.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de almendras.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.

Instrucciones

  • Mezcla el aceite de almendras con la miel y agrega el aceite de oliva, hasta que se incorporen de manera uniforme.
  • Aplica sobre el cabello durante 20 minutos, utilizando movimientos circulares.
  • Enjuaga uniformemente con agua tibia hasta eliminar los residuos.

6. Mascarilla de coco y limón

El aceite de coco provee a tu cabello una cubierta sintética que permite a los ácidos grasos de otros tipos de aceites o ingredientes penetrar en la profundidad del tallo, actuando eficazmente.

Esto favorece un incremento del volumen de tu cabello, añadiendo también un lustre por absorción de los aceites esenciales.

El limón, por otro lado, elimina el exceso de grasa. La abundancia de este último no es necesariamente sinonimia de un cabello saludable. Mantener un balance siempre debe ser tu meta.

En conjunto, ambos aportan las vitaminas, antioxidantes y minerales, necesarias para la hidratación, reparación, nutrición y muchos más beneficios indispensables para tu cabello.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • El jugo de un limón.

Instrucciones

  • Remueva el zumo de limón y el aceite de coco juntos hasta formar una sola mezcla.
  • Se inicia el masaje, utilizando suaves pero profundos movimientos circulares desde la raíz hasta las puntas.
  • Deja actuar la mezcla durante una hora.
  • Procede a lavar tu cabello con agua tibia y un champú que no sea agresivo para tu cabellera.
  • Puedes repetir el procedimiento al menos dos veces por semana.

7. Mascarilla de cerveza

Por peculiar que luzca, se ha relacionado el uso de cerveza con el cuidado del cabello.

Esto se debe a uno de los ingredientes de la cerveza: la cebada. Un importante cereal nutrido de abundantes componentes, beneficiosos para nuestro cuerpo.

Es rico en un aminoácido en particular, la lisina. Esta juega un rol durante la síntesis (producción) de colágeno, proteína inverosímil para nuestro cabello y piel.

Para destacar: La cebada contiene selenio que potencia los mecanismos antioxidantes naturales de nuestro cuerpo. Por último, contiene zinc, vitamina B y hierro (un consumo inadecuado de hierro puede llevar a un cabello quebradizo).

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • ½ vaso de cerveza.
  • 2 cucharadas de mayonesa.

Instrucciones

  • Colocar en un recipiente todos los ingredientes y mezclarlos.
  • Aplicarlos sobre el cabello húmedo y colocar una toalla sobre el cabello
  • Dejar actuar por 10 minutos, luego enjuagar con abundante agua tibia.

8. Mascarilla de fresas

Una mascarilla no necesariamente requiere de múltiples productos. En ocasiones, solo uno, cargado de beneficios, es más que suficiente.

La fresa es rica en Omega 3, un ácido graso poliinsaturado, que favorece la lubricación del tallo. Además, los provee con una capa protectora hidrofóbica (es decir, impermeable al agua) que impide posibles lesiones al cabello.

Entre sus vitaminas cuenta con vitaminas B5, B6 y ácido fólico, cuya capacidad antioxidanteprovee un mecanismo de defensa para evitar la pérdida de la integridad del cabello.

Los minerales que ofrece son en particular el magnesio y el cobre. En conjunción con las vitaminas susodichas, ofrecen resistencia al cabello y a tu cuerpo en general, al aumentar tus defensas (respuesta inmunitaria).

Para destacar: Un aumento de tu respuesta inmunitaria a su vez ofrece una barrera que impide las infecciones por hongos que afecten a tu cuero cabelludo, llevando así a la descamación.

Ingredientes

  • 8 fresas maduras (aunque el número varía dependiendo del largo de tu cabello).
  • 2 cucharadas de miel.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.

Instrucciones

  • Comienza mezclando el aceite y la miel revuelve hasta homogeneizarlos.
  • Con la ayuda de un tenedor o cualquier utensilio, tritura las fresas hasta formar una pasta.
  • Une la pasta con la mezcla de aceite y miel.
  • Deja actuar unos 30 minutos y luego retira con abundante agua tibia.
  • Se puede aplicar una vez por semana.

Recomendaciones

Aunque recomendadas si se desea mantener una cabellera saludable, la utilización de alternativas caseras no es la única solución.

Para ello, debes tomar un enfoque global sobre todo tu cuerpo. Enfermedades inflamatorias o metabólicas, tales como la diabetes mellitus tipo 2, alteran las funciones comunes de tu cuerpo.

Como ramificación directa de ello, la manera como tu cuerpo metaboliza aminoácidos, ácidos grasos y proteínas se ve drásticamente alterada. Así, tu cuerpo y piel se ven indirectamente afectados. (2)

Nota: Si deseas cuidar de tu cabello, es altamente recomendado una dieta balanceada que provea a tu cuerpo con todas las herramientas necesarias para mantener tu organismo, tanto dentro como fuera, sano y fuerte.

No es estrictamente necesario que deseches la idea de usar ciertas clases de shampoo o acondicionadores. No todos son perniciosos para tu cabello, pero recomendamos consultar a tu dermatólogo de preferencia.

Conclusiones Claves

  • Es común que luego de pintar el cabello o haber usado algún químico, éste quede seco y maltratado. Para cuidarlo no siempre es necesario que gastes en productos muy costosos, en algunos casos la solución puede estar en tu alacena.
  • Existe una variedad de mascarillas caseras que pueden ayudarte con la resequedad, brillo y volumen de tu cabello. Algunas de ellas son: Mascarilla de aguacate y miel; mascarilla de coco y limón; y la más común, mayonesa y aceite de oliva.
  • Si las soluciones caseras en primera instancia no te ayudan con el problema que presentes en tu cabello o cuero cabelludo, no descartes el uso de algún shampoo o producto industrial, esto habiendo consultado con algún dermatólogo.
  • Tener una dieta balanceada también puede ayudarte a tener un cabello mas saludable, puesto que algunos problemas con tu cabello pudieran estar vinculados a problemas metabólicos y/o mala alimentación.