Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

9 remedios caseros para aliviar las hemorroides

Escrito por Zaritza GirónRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Por la zona del cuerpo donde se encuentran, las hemorroides son una de las dolencias más incómodas que el ser humano pueda experimentar, afectando además el estado de ánimo y alterando la vida diaria del individuo por lo molesto que se vuelve padecer de hemorroides.

Es por ello, que en el siguiente artículo vas a encontrar algunos de los más efectivos remedios caseros para aliviar la inflamación, sensación de ardor o picor que causan las hemorroides y así puedas retomar tus actividades cotidianas.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides, son un grupo de venas y tejidos ubicados en el recto y el ano que se inflaman por alteraciones en el tránsito intestinal, por la consistencia de las heces fecales y la frecuencia de las defecaciones, como consecuencia del estreñimiento, también es usual que aparezcan durante y después del embarazo.

Debes saber: La Revista Cubana de Cirugía (1), describe que las hemorroides se clasifican en: hemorroides internas que son las que están situadas en la porción inferior del recto por encima de la línea pectínea; hemorroides externas, ubicadas por debajo de la línea pectínea, se encuentran en el canal anal y la región perianal.

Remedios caseros para aliviar las hemorroides

Si padeces de hemorroides, te invitamos a que revises la siguiente lista de remedios caseros para que alivies los síntomas provocados por esta inflamación de manera sencilla y desde tu hogar.

1. Baños de asiento con agua templada

Los baños de asiento con agua templada entre 24ºC a 29ºC, ayudarán a que se active la circulación de sangre por las venas y tejidos que conforman el ano, además de aliviar el dolor causado por las hemorroides, ayuda a que la zona se relaje y disminuya la inflamación.

Tip: Realiza el baño de asiento colocando el agua templada en un recipiente donde puedas sentarte de forma cómoda por al menos 15 minutos. Puedes repetir el baño 2 veces al día, sobre todo antes de dormir.

2. Esponjas o toallas húmedas

Las esponjas o toallas húmedas con un poco de agua tibia, alivian los síntomas provocados por las hemorroides puesto que el agua en temperatura media-alta funge como vasodilatador, es decir promueve la circulación en la zona afectada.

Nota: No debes exponerte a temperaturas altas por tiempo prolongado, ya que ello puede incrementar el tamaño de las venas inflamadas. Coloca las esponjas o toallas húmedas con agua tibia sobre la zona inflamada por algunos minutos o hasta que pierda el calor.

3. Hielo o compresas frías

Puedes utilizar bolsas de hielo o compresas frías, que te ayudarán a mejorar el dolor producido por las hemorroides y aliviar la sensación de picor causada por el abultamiento de las pequeñas venas.

Tip: Aplica el hielo, preferiblemente envuelto en una tela suave, evita colocarlo directamente ya que esto puede enrojecer más la zona afectada, o las compresas frías sobre las hemorroides, especialmente cuando estas son externas y deja actuar por 15 minutos. Puedes realizar 3 sesiones con descansos de 5 minutos entre ellas.

4. Gel de aloe vera

Un artículo publicado por la Revista Cubana de Plantas Medicinales (2), asegura que el ungüento de sábila es un potente cicatrizante, con propiedades antiinflamatorias eficaces para contrarrestar las hemorroides y las fisuras anales.

Tip: Te recomendamos realizar pequeños supositorios con el gel de aloe vera y aplicarlos 3 veces al día para obtener mejores resultados.

5. Compresas de papa

La papa es un tubérculo que se encuentra en la mayoría de las cocinas y si padeces de hemorroides, se convertirá en tu mejor aliada gracias a sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, que fungirán como el tratamiento ideal para eliminar el dolor causado por las hemorroides.

Tip: Lava y ralla la papa, colócala en una tela limpia de algodón y aplica la compresa ejerciendo una leve presión por 15 minutos.

6. Compresas de manzanilla

La manzanilla, posee propiedades que benefician el alivio de las hemorroides sobre todo cuando estas se presentan con sangre. De hecho el folleto de Plantas Medicinales “La Realidad de una Tradición Ancestral” (3), señala que la manzanilla posee la cualidad de penetrar fácilmente hasta las capas más profundas de la piel y disminuir la inflamación, siendo así un excelente tratamiento para combatir las hemorroides.

Tip: Realiza una infusión de manzanilla donde vas a humedecer una tela de algodón, la cual puedes colocar fría sobre las hemorroides por 20 minutos.

7. Baño de asiento con aceite de ciprés

El ciprés en un árbol originario del hemisferio norte, es conocido por sus cualidades antivirales, mientras que su aceite posee propiedades que mejoran la circulación sanguínea, utilizado así para mejorar afecciones como las varices y hemorroides.

Para realizar el baño de asiento, solo debes colocar unas gotas de aceite esencial de ciprés en un recipiente con agua caliente. Deja entibiar el agua y procede a sentarte por al menos 20 minutos. Es recomendable hacer este proceso en las noches antes de dormir.

8. Pomada de hamamelis

La hamamelis es una planta medicinal que habitualmente se utiliza en los productos faciales y pomadas para las hemorroides, esto se debe gracias a sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes e hidratantes que reducen notablemente las hemorroides externas.

Tip: Puedes realizar una pomada casera mezclando parafina líquida, cáscaras de hamamelis y glicerina. Dicha pomada la debes aplicar en las hemorroides externas al menos 3 veces al día.

9. Pomada de karité y alcanfor

El karité es usualmente utilizado en la industria cosmetológica, por sus propiedades que ayudan a mejorar y reducir cicatrices y lesiones en la piel, mientras que el alcanfor además de utilizarse para reducir molestias respiratorias, es también utilizado como analgésico tópico.

Para hacer tu propia pomada de karité y alcanfor, solo debes mezclar a baño de María cera de abeja, alcanfor picado en trozos y gotas de aceite de karité. Posteriormente, aplica la pomada cuidadosamente sobre las hemorroides y dejar actuar preferiblemente por las noches.

Conclusiones Claves

  • Las hemorroides son tejidos y venas que se encuentran en el canal anal y el ano, que se inflaman gracias al estreñimiento o diarrea principalmente.
  • Las hemorroides se clasifican en internas, externas y mixtas, depende del lugar donde se localicen.
  • Los baños de asiento con agua templada y aceite de ciprés son ideales para reducir la inflamación.
  • Las compresas frías, aplicar hielo o toallas húmedas, calman el dolor y el picor causado por las hemorroides.
  • Si las hemorroides persisten, deberá consultar con su médico, puesto que pueden llegar a causar fuertes dolores y complicaciones mayores.