Remedios Caseros

11 remedios caseros efectivos para combatir la colitis

Escrito por Enmanuel Da Silva

En todas sus formas el dolor es molesto. Más aún si este es persistente y empeora durante ciertos momentos del día, empeorando tu calidad de vida.

Esto es común en la colitis, que es la inflamación del intestino grueso o colon. Este, a su vez, es un término muy amplio que engloba distintas clases como lo es la colitis nerviosa o colon irritable.

Aliviar los síntomas de la colitis (dolor abdominal y la hinchazón de este), particularmente luego de comer ciertos alimentos, puede requerir diferentes enfoques con los mejores remedios, y naturales, que no impliquen medicarse.

Nota: Si deseas mejorar tu calidad de vida, existe una amplia gama de remedios caseros destinados a aliviar la sensación de dolor, que no requieren mucha preparación ni tampoco gastos excesivos.

1. Jugo de zanahoria.

Además de la multitud de beneficios de la zanahoria por sus vitaminas y minerales, también es rica en fibra soluble.

Muchas personas tienen la idea errónea que debes ingerir menos fibra si sufres de colitis o síndrome del intestino irritable (SII), ya que esta lleva a la producción de gas en tu intestino grueso. Por ende, a la constipación y distensión del abdomen.

Pero eso es causado por el alto consumo de alimentos hechos con harina de trigo integral o granos. La fibra soluble en la zanahoria, por otro lado, estimula la evacuación.

El jugo de la zanahoria o incluso el consumo de la zanahoria cruda posee efectos beneficiosos al aliviar los síntomas clásicos del síndrome del intestino irritable.

Nota: Estudios reportan que aquellos pacientes que se adhieren a una dieta rica en alimentos ricos en fibra soluble, como la zanahoria, muestran una reducción de la inflamación abdominal al cabo de semanas.

Para preparar el jugo, debes primero lavar la zanahoria y eliminar sus capas más superficiales con un cuchillo o pelador de papas.

Luego introducirla en la licuadora o un triturador de comida con un poco de agua. Al cabo de un minuto o lo suficiente hasta licuar el vegetal. Colar el producto para así eliminar cualquier trozo físico.

2. Aloe vera.

Los beneficios del aloe vera, también conocida como sábila, contra un gran número de enfermedades lo han convertido en un remedio casero altamente recomendada por miles.

Consumir el jugo de aloe vera preparado a partir de su zumo promueve la motilidad intestinal, aumenta la liberación de agua al interior de los intestinos, llevando al alivio de la constipación y favoreciendo la excreción de heces menos sólidas.

Además, el comer la sábila nos proporciona elementos antiinflamatorios por su contenido de flavonoides que pueden reducir la sensibilidad intestinal y la inflamación abdominal.

3. Raíz de regaliz.

La Raíz de Regaliz (1) es reconocido históricamente como parte de los remedios naturales efectivos contra la sensación de “ardor” por gastritis, el dolor abdominal e incluso enfermedades de las vías respiratorias.

Debido a su alto número de componentes antiinflamatorios, reduce la sensibilidad del intestino y posee un buen efecto laxante al favorecer el reblandecimiento de las heces.

Puede ser consumida en forma de infusión al triturar la raíz seca y añadir agua hirviendo, se deja reposar de 10 a 15 minutos, luego se filtran los restos y se obtiene una deliciosa bebida saludable.

Tip: Se recomienda tomar la bebida de 3 a 5 veces por día, después de las comidas.

4. Manzana y papaya.

Ambas frutas poseen importantes efectos antiinflamatorios.

Son excelentes probióticos al mejorar la flora intestinal. A pesar que la colitis no es causada por agentes infecciosos (Bacterias o virus), un sano ambiente intestinal es favorable para aminorar los síntomas de la colitis.

La papaya contiene un alto número de enzimas, tales como la papaína, que evitan el estreñimiento y estimulan el tránsito intestinal sin mayor molestia.

La manzana posee propiedades similares. También contiene ácido málico, que favorece la salud del hígado y la vesícula biliar, ambas indispensables para la digestión de grasas, causantes del dolor abdominal.

Tip: Se recomienda la ingesta de estas frutas en forma sólida. Puedes preparar rebanadas grandes de papaya o de manzana como parte de una merienda nutritiva.

Alternativamente puedes preparar un jugo natural de papaya o manzana para reemplazar las nocivas gaseosas. Lo importante es obtener la mejor experiencia de comer estas frutas.

5. Vinagre de manzana.

Conocido entre los remedios naturales como uno de los vinagres con mayores beneficios, su consumo se ha relacionado con beneficios intestinales.

El vinagre de manzana contiene un elevado número deantioxidantes y vitaminas, las cuales favorecen la protección de la mucosa del colon y benefician a muchos otros órganos.

Se podría decir que los componentes del vinagre de manzana tienen un efecto indirecto al mejorar la salud en muchos aspectos, que podría haber estado afectando nuestra salud.

Nota: Puedes consumir una cucharada de vinagre diluida en agua en la mañana en ayunas. Otro método es incluyéndose como aderezo a ensaladas.

6. Té de manzanilla.

Las infusiones de té son mundialmente reconocidas por mejorar la salud intestinal.

El té de manzanilla, es antiinflamatorio al controlar las células y macromoléculas del sistema inmune (como Leucotrienos) que causan la molestia y dolor crónico a la hora de la digestión, disminuyendo los calambres.

Otro de los beneficios del té de manzanilla, es favorecer el tránsito intestinal, pues combate la producción de gases (evitando así las flatulencias) y disminuye la diarrea.

Además de los efectos directos a nivel de nuestro aparato intestinal, el té de manzanilla es un relajante; disminuye la ansiedad e incluso la depresión.

Nota: Un mejor estilo de vida, tanto desde el punto de vista mental y físico, reduce las dolencias intestinales y favorecen una mejor calidad de vida.

Para prepararlo, es solo cuestión de hervir agua con ramillas de manzanilla en ella, llevar a punto de ebullición y apagarlo.

Dejarla reposar por 5 a 10 minutos y tomar nuestra deliciosa infusión. Puedes emplear endulzantes como la miel de abeja. Evitar usar azúcar para endulzar tu bebida.

Tip: Se recomienda una taza de té luego de las comidas y, especialmente, antes de dormir.

7. Agua de arroz.

A pesar que, a primera vista, luce como esos remedios naturales sin sustentación, el agua de arroz es recomendado para tratar condiciones intestinales, no solo la colitis, sino también la gastritis.

Reduce la motilidad intestinal (evitando así esa sensación de incomodidad). Favorece, en muchos sentidos, la salud intestinal.

Aumenta la reabsorción de líquidos y electrolitos, evitando la deshidratación que ocurre al perderlos durante la diarrea causada por la colitis.

Necesitarás:

  • Media taza de arroz blanco.
  • 4 tazas de agua.

Vierte la taza de agua en un cazo, añade el arroz y deja hervir por aproximadamente 15-20 minutos. Dejar enfriar, colar y servir en un vaso.

8. Hinojo

El Hinojo forma parte de las Umbelíferas, que actúan como remedios caseros. Es una planta alta, de flores amarillentas y hojas plumosas.

Nota: Se puede encontrar en la forma de aceite esencial, como una raíz seca para tomar una infusión (té de hinojo), en polvo. También se comercializa, tanto seco como fluido.

Para la colitis, el hinojo es beneficioso por ser rico en flavonoides, que son moléculas conocidas por sus propiedades antiinflamatorias y propiedades antioxidantes.

Posee propiedades antiespasmódicas, es decir, evita las contracciones del músculo liso del intestino, que es el mecanismo mediante el cual ocurre los dolores a nivel abdominal.

Disminuye la producción de gases y la hinchazón consecuente. También favorece la evacuación, combatiendo contra los síntomas de colitis.

Se prepara el té de Hinojo al hervir sus semillas en agua, medio litro por cada dos cucharadas, por alrededor de 3 minutos. Dejar reposar, colar y beber cuando aún se encuentre caliente o tibio.

Importante: Se recomienda tomar a sorbos y no consumirla inmediatamente. Al espaciar la ingesta del té, incrementas su beneficioso efecto.

9. Linaza.

La linaza es mundialmente reconocida y alabada por sus grandes efectos, tanto a nivel estomacal como intestinal.

La linaza es rica en agentes bioactivos que desinflaman la mucosa intestinal, la regeneran y favorece el crecimiento de bacterias intestinales saludables por sus efectos probióticos.

Entre las sustancias que la componen encontramos la fibra, componentes fenólicos y ácidos grasos poliinsaturados, como el ácido linolénico. Todos estos importantes a la hora de crear una terapia natural para combatir los síntomas de la colitis.

Para destacar: En estudios experimentales, la linaza favoreció la regeneración de la mucosa del colon en roedores con colitis ulcerosa.

La linaza puede encontrarse también como un aceite comestible. y ser añadido a tus comidas. Por supuesto, en cantidades moderadas.

También se encuentran sus presentaciones sólidas, como lo es entera o ya previamente molida. Si deseas tomarla entera, vierte una taza de agua en un cazuela u olla, coloca las semillas en el agua. Déjala hervir por cinco minutos y la filtras. Espera a que se enfríe y servir con miel.

Si la planeas tomar molida, simplemente añade una cucharada de la mezcla molida en un vaso con aguay déjala reposar durante toda la noche. A la mañana siguiente, en ayunas, toma el agua con la linaza.

Repite el procedimiento diariamente.

10. Aceite de ricino.

El aceite de ricino, también conocido aceite de castor (2), puede que no sea el remedio natural el más escuchado como la sábila, pero sí ayuda a aminorar los efectos del estreñimiento, ya sea ocasional o prolongado.

Importante: No se recomienda el consumo de este si sufres de colitis por la sensibilidad de tu intestino grueso. Por ende, podemos aplicar el aceite de ricino de otra manera, como lo es el uso tópico.

Para esto, vierte una taza de agua caliente en una botella. Toma una franela o tela limpia, y la humedeces con aceite de ricino y colócala sobre tu abdomen.

11. Agua de coco

El agua de coco es el producto que se encuentra en el interior de los cocos verdes. A medida que el coco madura, esta agua es sustituida por la “carne de coco”. Tampoco se debe confundir con la leche de coco.

El agua de coco se consume principalmente como bebida para tratar los síntomas relacionadas con la diarrea, la deshidratación que causa y desinflama la mucosa del colon.

Está compuesta por una mezcla de electrolitos como potasio, sodio y magnesio, lo cual favorece la digestión y favorece la motilidad intestinal.

Importante: Se debe evitar el consumo de agua de coco si eres embarazada o eres lactante, si sufres de altos niveles de potasio o problemas renales en general.

Cómo prevenir la colitis

Es importante mencionar que no toda colitis es una inflamación del intestino grueso (como lo es la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn), a pesar de su nombre.

El colon irritable o colitis nerviosa es una sensibilidad excesiva por parte del intestino grueso, pero sin inflamación acentuada de la mucosa del colon.

Sin embargo, ambos pueden exacerbar gracias a factores psicológicos, como lo es estrés excesivo o la ansiedad, que, con el tiempo, disminuyen tu salud mental y calidad de vida.

Nota: Factores nutricionales como una dieta inadecuada favorecen la intensidad de la colitis. Un consumo excesivo de alimentos ricos en grasas, fibra insoluble que favorece el estreñimiento, gaseosas o contenido alto en azúcares que favorezcan una pésima salud intestinal.

También se recomienda disminuir el consumo de:

  • Cafeína en general.
  • Comidas picantes.
  • Chocolate.
  • Productos lácteos.
  • Tabaco y alcohol.
  • Gaseosas.

Finalmente, desde el punto de vista mental, recomendamos el ejercicio regular, terapias de yoga, o incluso terapias con un especialista para manejar el estrés, el bajar de peso e incluso la acupresión.

En resumen, un estilo de vida caracterizado por

  • Sedentarismo.
  • Comidas nocivas a tu salud.
  • El estrés y/o angustia constante (común en los tiempos pandémicos del COVID-19).

Empeoran la sensación de incomodidad o dolor que caracteriza a la colitis.

Entre los síntomas de la colitis está el dolor abdominal en toda la región, calambres, estreñimiento, o diarrea y sospeches que pueda ser una colitis.

Nota: Los síntomas de la colitis nerviosa (y los distintos tipos de colitis) no deben confundirse con los de otras enfermedades gastrointestinales como la gastritis.

Recomendamos que te dirijas a un especialista antes de iniciar cualquier tratamiento con remedios caseros. A pesar que estas soluciones son universalmente clasificadas como beneficiosas, el especialista puede mensurar la gravedad de tu condición.

Conclusiones Claves

  • La colitis es la inflamación del intestino grueso o colon. Este término engloba a su vez sus derivados como lo son la colitis nerviosa y síndrome de colon irritable (SII).
  • La colitis es una enfermedad que puede originarse no solo por tus hábitos alimenticios, si no también en muchas ocasiones, por el estado tu salud mental y estilo de vida.
  • Algunas de las formas mas comunes de aliviar los dolores y minimizar la inflamación intestinal son ingiriendo tés como el de manzanilla o hinojo y consumiendo alimentos ricos en fibras solubles como la zanahoria y linaza.
  • Existen otras enfermedades gastrointestinales como la gastritis, cuyos síntomas son similares a la colitis. Es por eso que antes de tomar alguna solución casera, te recomendamos consultar con un especialista y verificar tu condición.