Psicología y Salud emocional

Retardo mental: qué es, tipos y tratamiento

Escrito por Mauricio Colazingari

La naturaleza a veces es grandiosa, otras veces injusta. Pero a su modo nos da toques especiales, ya sea para afrontar la vida con nuestras propias discapacidades o incluso ser mejores personas a pesar de ciertas diferencias.

En este sentido, el retardo mental es un tema delicado pero sumamente especial, porque más allá de las diferentes cualidades y las personas que lo padecen, es cierto también que poseen las capacidades humanas más especiales e intelectuales.

En este artículo, conocerás acerca del retardo mental, cuales son los tipos de retardo que existen y qué tratamientos son recomendables para ayudar a quienes lo padecen, prometiendo una vida estable y llevadera.

¿Qué es el retardo mental?

Existen muchas definiciones sobre el retardo mental (RM) o retraso mental, pero una de las más acertadas es gracias a la* Universidad de Costa Rica, definiéndolo como *“la condición de un individuo deficiente de forma mental, aquel incapaz de llevar a cabo una adaptación social independiente, debido a un desarrollo mental incompleto”.

En este sentido, el retardo mental se presenta con causas variadas durante el desarrollo de un embrión, ya sea genéticamente, por el ambiente y otras circunstancias desconocidas. Puede durar por muchos años o toda la vida.

Asimismo, el retraso mental se divide en distintos grados, que afectan de diferente manera el funcionamiento mental de una persona, que va desde la forma leve, moderada, grave y profunda.

Lo cual se desarrolla y se detecta desde el nacimiento o desde la niñez, el retardo mental además, se identifica por un coeficiente intelectual menos de 70, aunque los casos pueden varias de la discapacidad que exista.

Causas que producen el retardo mental

Hay muchos factores que pueden generar el retardo mental, la mayoría de ellos no ocurre durante el nacimiento, puede ser incluso durante la niñez y el crecimiento, causado por agentes externos. Estas son unas de las principales causas del retardo mental.

Alteraciones cromosómicas

La pérdida o las alteraciones cromosómicas, son unas de las principales causas del retardo mental, dado de forma natural.

Se produce por un error durante la formación del ovocito o del espermatozoide en sí, este tipo de probabilidades son mayores en las mujeres embarazadas de avanzada edad.

Existen dos tipos principales de estas alteraciones: la monosomía, que es la pérdida de un cromosoma y la trisomía, donde existen tres copias específicas de un cromosoma.

Enfermedades congénitas

Son enfermedades congénitas, aquellas que afectan de manera más grave a un individuo, en su estructura, funciones físicas e incluso el metabolismo.

Todo esto ocurre durante el proceso de nacimiento, teniendo como resultados malformaciones físicas, discapacidades mentales y la muerte.

Sus numerosas causas varían por el ambiente, factores genéticos, falta de cuidado durante el embarazo y otras desconocidas.

Infecciones por bacterias o virus

El retardo mental, también es consecuencia de enfermedades o virus desconocidos y bacterias peligrosas, desde el nacimiento o la vida diaria de una persona. Alojadas en diversas residencias dentro de los órganos del cuerpo humano.

Entre esas enfermedades existe la meningitis, que según la página web del Centro de Control para Enfermedades (CDC) “La infección de la meningitis puede tener como consecuencia discapacidades permanentes (como daño cerebral, pérdida auditiva y dificultades de aprendizaje)”.

Alteraciones metabólicas

Las alteraciones metabólicas, son aquellas que afectan el funcionamiento del metabolismo de una persona (del cuerpo y el proceso de descomponer los alimentos).

Es mayormente hereditario y se reconoce por acumulación de ciertas enzimas que no se pueden descomponer, poca o muy nula enzima o la carencia de sustancias químicas. Esto ocasiona muchos síntomas como el cansancio, la falta de hambre, coma y retardo en el desarrollo, esta última siendo más bien, una consecuencia.

Deficiencias nutricionales

Las deficiencias nutricionales, se ven ocasionadas por una alimentación muy baja en nutrientes de las que requiere el organismo, también puede ser consecuencia de alguna enfermedad crónica haciendo que se pierdan los nutrientes (comparte causas con las alteraciones metabólicas).

De hecho, páginas web de salud pública como Canal Salud, guiadas por el código honcode que establece principales temas sobre atención sanitaria en Internet, mencionan esto como “deficiencias que se detectan por falta de micronutrientes, vitaminas y minerales, los más habituales son hierro, vitamina D y yodo”.

Por tanto, el retardo mental y la anemia pueden ser consecuencia de la deficiencia nutricional.

Traumatismos

Los traumatismos, se tratan de accidentes que pueden ocurrirle a cualquier persona de todas las edades.

Son lesiones o heridas físicas que sufren los órganos internos de una persona, incluyendo los tejidos, por golpes bruscos en deportes, situaciones laborales o en la propia casa.

Dichas situaciones, son capaces de producir un traumatismo a veces leve, otras veces grave capaz de generar un retardo mental o discapacidades físicas.

Exposición a toxinas

Existen múltiples toxinas que al entrar al sistema, pueden alterarlo en muchos sentidos, creando malformaciones físicas, genéticas y a veces deteriorando órganos importantes como el cerebro.

Hay muchas en el ambiente como las endotoxinas o exotoxinas, que afectan el sistema nervioso y funciones celulares. Otro tipo de toxinas como alquitrán, monóxido de carbono y amonio, se encuentran en cigarros y son nocivos para el organismo de una persona.

Tipos de retardo mental

Existen diferentes grados de retardo mental, así como también distintos aspectos que los identifican, es importante conocerlos para saber los tratamientos, los factores y síntomas a distinguir, si alguien lo padece. Los tipos de retardo también se conocen por el grado de cociente intelectual, que una persona con retardo mental puede tener.

Retardo leve

El retardo leve, es de aquellas personas con un cociente intelectual de 50 a 69, por lo tanto estas personas pueden adquirir tarde el lenguaje y la expresión diaria, pero pueden desempeñarse en labores muy prácticas, cuidados personales y desarrollar una impecable madurez emocional.

A pesar de que pueden presentar dificultades en las actividades escolares, es cierto también que todo puede depender del apoyo y la educación que se les preste. Estos poseen suficiente autonomía.

Retardo moderado

El cociente intelectual de un retardo moderado va desde 35 a 49. Se considera moderado, ya que las personas muestran mayor lentitud para el desarrollo de la compresión y el dominio del lenguaje.

En este sentido, la vida diaria es menos fácil de llevar, teniendo dificultades para socializar, expresarse o tener cuidado personal. Un tipo de retardo moderado existe en el autismo o la epilepsia. Es extraño y poco usual si tienden a sentirse autónomos.

Retardo grave

El retardo grave se da cuando el cociente intelectual es muy bajo, de 20 a 34, una menor capacidad para desarrollar un lenguaje ideal. Así como tener graves trastornos o bajos niveles de desarrollo en el sistema nervioso.

Retardo profundo

Es el tipo de retardo mental donde el cociente intelectual es menos de 20, muy bajo para el desarrollo intelectual de una persona.

Las personas con este tipo de retardo, poseen limitadas capacidades para desarrollar y cuidar sus necesidades básicas, comprender y analizar situaciones.

Requieren una atención diaria y estricta, además este retardo también afecta a la movilidad, haciéndola más lenta y restringida, donde una persona no puede ni controlar sus esfínteres.

Tratamiento para el retardo mental

Una persona que padece de retardo mental, requiere de atención y diversos tratamientos, con el fin de brindarle una vida estable y muy llevadera, por los problemas que pueden presentarse, estos son los tipos de tratamientos.

Terapia conductual

Son aquellas terapias que ayudan a controlar el comportamiento, basada en los principios del mismo.

Dicha terapia, tiene resultados positivos para casos de retardo mental u otros trastornos mentales como la fobias, el pánico y la obsesión compulsiva. Para ello se emplean numerosas técnicas y el moldeamiento de un nuevo comportamiento.

Educación especial

Es el tipo de educación que existe para personas con retardo mental o dicho de forma más respetuosa, con discapacidades especiales.

Como recomienda la UNESCO, mencionado en su propia página “Se debe apoyar a los países en los esfuerzos dirigidos a integrar a los niños con determinadas dificultades en el proceso de aprendizaje, mediante la implementación de directivas y herramientas, la formación de docentes y la utilización de las TIC en educación”.

Zooterapia

También conocida como Terapia Asistida con Animales, es aquel tipo de terapia donde se usan animales (perros, caballos, gatos y hasta delfines) con fines terapéuticos.

En dichas terapias, se produce un afecto y un vínculo fuerte entre el paciente y el animal (que puede adoptar como una mascota), lo cual refuerza los sentimientos, el pensamiento y la responsabilidad en una persona con retardo mental (como autismo).

Actividades físicas

Los ejercicios son muy sanos y resulta un reto para probar que tanto una persona desea esforzarse y ser más fuerte, tanto físicamente como mentalmente. Dentro del mundo deportivo (m d) esto es de gran ayuda.

Algunas actividades físicas pueden incluir deportes como el voleibol, fútbol o baloncesto. Esto puede servir tanto en casa (que sirva con la familia) o incluso en el colegio, donde una persona con retardo mental puede socializar y probar sus habilidades.

Apoyo familiar

La familia es una pieza clave para reforzar la autoestima, la felicidad y estabilidad mental de una persona con retardo mental.

En este sentido, el apoyo familiar produce muchos resultados si se lleva de forma positiva, ya sea la socialización, la comunicación y opiniones de temas ajenos.

La Guía de apoyo para la mejora de la Competencia Parental menciona que “La familia es el mayor y más significativo grupo de referencia para todas las personas, por ello no se debe escatimar en esfuerzos, iniciativas y oportunidades”.

¿Cómo se puede evitar el retardo mental?

El retardo mental, se puede prevenir desde el momento del embarazo y durante la vida diaria, hay muchos factores en el ambiente o en un espacio social que debemos conocer, para mantener una distancia con ello y prolongar nuestra salud mental.

Mantener un control prenatal oportuno

Se trata de visitas anuales al médico, durante la etapa del embarazo. Están en un excelente posicionamiento para evaluar el estado del feto o el bebé. Donde se hacen ecografías, exámenes de sangre, presiones arteriales entre otros medios, todo para determinar la salud del bebé y el proceso del embarazo.

La OMS (Organización Mundial De La Salud) establece que “la atención prenatal representa una plataforma para llevar a cabo importantes funciones de atención de la salud, como la promoción de la salud, el diagnóstico, y la prevención de enfermedades”.

Consumir ácido fólico durante el embarazo

El ácido fólico es muy nutritivo para un feto o bebé en formación, durante la etapa del embarazo.

Una mujer debe consumir alimentos con ácido fólico, para prevenir defectos cognitivos en el cerebro del recién nacido. Además se encuentra en alimentos como verduras de hojas verdes (espinacas, rúcula o lechuga).

Evitar las sustancias tóxicas durante el embarazo

Una mujer embarazada debe mantenerse alejada de diversas sustancias tóxicas, como las que se encuentran en el cigarro (una peligrosa tendencia que tiene muchas advertencias) ya que estas poseen cianuro, alquitrán (sustancia proveniente del petróleo) monóxido de carbono o el plomo.

Incluso si una mujer no fuma, el humo de otros fumadores puede afectarla cuando ésta la respira, y el daño que causa en el feto es irreversible.

Evitar el consumo de alcohol durante el embarazo

Una mujer embarazada, también debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas (cervezas, vino entre otras), ya que este llega directamente por el cordón umbilical y puede tener múltiples consecuencias además de retardo mental, puede ocurrir un aborto espontáneo o una muerte fetal.

Utilizar cinturón de seguridad y portabebés

Cuando una mujer tiene un bebé es importante que le brinde sumo cuidado. En el transporte de un infante en un carro, siempre debe estar en los asientos de atrás, además debe cargar consigo el cinturón de seguridad.

Es sumamente importante que se lleve un portabebés, es más seguro ya que la madre o el padre pueden llevar consigo al bebé encima, previniendo cualquier tipo de accidente y no quitarle la mirada.

Evitar la exposición al plomo y la radiación

El plomo es un elemento químico muy nocivo, que puede producir anemia y sus efectos son irreversibles. Por ello, las mujeres embarazadas deben mantenerse alejadas de los materiales o superficies que tengan cierto grado de plomo.

Además de ello, la radiación puede causar malformaciones, enfermedades como cáncer y deterioro mental. Es importante guardar cierta distancia, cuando se esté cerca de objetos que emiten radiación (como microondas o los rayos X).

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud