Dieta y Nutrición

Sandía: propiedades y beneficios para la salud

Escrito por Álvaro Quintana

La sandía, es el fruto de la planta llamada sandiera,familia de las Cucurbitáceas, que incluye unas 850 especies, las cuales producen frutos de gran tamaño y están protegidas por una corteza dura.

Esta fruta también se le conoce como patilla, melón de agua o melancia, está constituida principalmente de agua, de igual manera contiene muchos más nutrientes, vitaminas A, B6 y C, mucho licopeno, antioxidantes y aminoácidos. Incluso hay una pequeña cantidad de potasio y su valor calórico es muy bajo.

Tiene cualidades refrescantes y rico sabor dulce, de manera que los que desean perder peso encontrarán en esta fruta un postre sabroso, libre de culpas y sobretodo muy beneficioso para la salud.

En el siguiente artículo, podrás conocer un poco sobre las maravillosas propiedades de la sandía, así como sus potentes beneficios para la salud.

Propiedades de la sandía

En el mundo existen distintos tipos de ellas, unas más grandes, otras menos redondeadas e incluso unas sin las rayas que las caracterizan. Independientemente del tipo que se consuma, todas son altamente saludables.

La sandía está constituida en un 90% por agua y electrolitos lo cual ayuda principalmente a mantener el organismo hidratado, sobretodo en las épocas de verano. Es igualmente una fuente de vitaminas y nutrientes, antioxidantes, aminoácidos, potasio y licopeno.

Por otra parte, tenemos que la sandía tiene propiedades de ser un potente diurético, mejora la salud ósea, ayuda a mantener en buen funcionamiento el aparato digestivo previniendo el estreñimiento. De igual forma, mejora la salud cardiovascular y el sistema inmunológico, entre otros.

Vitaminas

La sandía es una fuente de vitaminas A,B6,B12,D,C; las cuales son muy beneficiosas para la salud, ya que son nutrientes necesarios para el cuerpo y su correcto funcionamiento.

Estas vitaminas ayudan a mantener la piel, la mucosa del aparato digestivo y respiratorio sanas, así como también a mantener las defensas altas, mantienen los procesos metabólicos del cuerpo.

Contribuyen a la absorción de calcio, así mismo proveen el cuerpo de antioxidantes que nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Minerales

Entre los minerales que contiene esta fruta, se encuentran calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio, entre otros; los cuales son beneficiosos para el cuerpo, al igual que lo son las vitaminas.

Cada uno de ellos nos hace distintos aportes al cuerpo, ayudando a mantener fuerte los huesos, contribuir en la producción de hemoglobina, regular los niveles de glucosa en sangre y del ritmo cardiaco, ayudan también a la producción de energía y proteína.

De igual manera estos nos ayudan al buen funcionamiento de los nervios y músculos, asimismo a mantener en buen equilibrio los líquidos.

Beneficios de la sandía para la salud

Son múltiples los beneficios que las sandías nos ofrece para mantener en buen funcionamiento el organismo, ya que tiene una gran cantidad de vitaminas y minerales.

La Citrullus lanatus comúnmente llamada sandía, es rica en licopeno, el cual le aporta ese color rojo característico. Varios estudios científicos refieren que el licopeno tiene propiedades antioxidantes y ayuda a reducir algunos tipos de cáncer.

También es una fuente de beta-caroteno, el cual se convierte en la vitamina A , ayudando a producir los pigmentos de la retina del ojo.

A continuación les mencionaremos algunos de los beneficios de la sandía para nuestra salud.

Fortalece la salud cardiovascular

Por su contenido de la sustancia citrulina, la sandía contribuye al buen funcionamiento cardiovascular, ayudando a mantener la flexibilidad de los vasos sanguíneos, de igual forma evita un posible infarto.

Asimismo evita la oxidación de las moléculas de colesterol LDL, por lo que beneficia al mismo tiempo a la salud cardiovascular.

Disminuye la presión arterial

Tomar diariamente un vaso de jugo de sandía sería suficiente para ayudar a bajar la presión arterial.

Ya que es una fruta con efectos vasodilatadores que aumenta la síntesis de óxido nítrico, con la consiguiente disminución de la presión sanguínea.

Mejora la función intestinal

El alto contenido en fibras que contiene la sandía, contribuye positivamente en la limpieza de los intestinos y mejora el tránsito intestinal, así como el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

Previene la acumulación de grasa corporal

Esta fruta por su gran cantidad de agua permite comer grandes porciones sin consumir muchas calorías. Diferentes investigadores encontraron que la L-arginina que posee acelera el metabolismo y favorece la pérdida de grasa.

Así mismo por su contenido de potasio la sandía ayuda a eliminar líquidos. Por otra parte, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Kentucky también puede ayudar a reducir la grasa corporal y el colesterol.

Incrementa la salud visual

Como mencionamos anteriormente, es una gran fuente de beta-caroteno, que en el organismo se convierte en vitamina A.

Vitamina que contribuye en la producción de los pigmentos en la retina del ojo, de igual forma protege contra la degeneración macular relacionada con la edad.

Consumir tres porciones al día podrían disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad.

Retarda el envejecimiento

El contenido de licopeno que contienen las sandías ayuda a retrasar los efectos de envejecimiento causado por la oxigenación del cuerpo lo cual causa las manchas y arrugas en la piel.

Es también rica en fibra, en antioxidantes y vitaminas A y C, que de igual forma ayudan a retardar el envejecimiento.

Reduce la fatiga muscular

Entre sus ventajas, tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, se recomienda tomarla licuada antes o después de hacer un ejercicio intenso para ayudar con los dolores musculares del día siguiente.

De igual manera ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca de los atletas, esto se debe a que la sandía es rica en un aminoácido llamado L-citrulina, que el cuerpo convierte en L-arginina, que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación.

Elimina toxinas del organismo

Es una fruta altamente depurativa, lo que favorece la eliminación de toxinas del cuerpo ya que aumenta la secreción de orina por los riñones. Su contenido de citrulina hace de la sandía un excelente desintoxicante.

La citrulina produce un efecto diurético por lo cual ayuda a eliminar el exceso de agua y toxinas a través de la orina, de igual forma hace que la arginina remueva el amoníaco y otras toxinas del cuerpo.

Por otra parte, la arginina eleva el óxido nítrito el cual también mejora el flujo de la sangre.

Contribuye a prevenir el cáncer

La sandía es conocida por su capacidad antioxidante, este compuesto carotenoide juega un papel importante en la lucha de varios tipos de cáncer, como el de mama, próstata, útero y pulmón ya que protege a las células contra el daño de radicales libres.

Mejora la piel y el cabello

Una piel hidratada y radiante, gracias a la sandía es por el alto contenido de licopeno, vitamina A y C que contiene esta fruta.

Por lo tanto, la sandía resulta maravillosa para ayudarnos a mantener una piel sana, además por el antioxidante del licopeno y su gran contenido de agua y fibra, es una buena protección contra los rayos ultravioletas.

¿Cómo consumir sandía?

Esta es una fruta muy versátil y de fácil consumo, la podemos consumir en ensaladas, en pinchos con otras frutas, preparar jugos, cortarla en trozos y congelarla para luego disfrutarla, también preparar helados solo se debe licuar la sandía y colocarla en las cubetas.

Jugo de sandía

Esta fruta es muy representativa del verano, ya que por su alto contenido de agua la hace muy ligera, hidratante y a la vez refrescante, así como también saciante y lo mejor de todo, es que contiene muy pocas calorías. El jugo de sandía es una de las formas más comunes de consumirla.

Ingredientes

  • ¼ de Sandía en Trozos
  • 2 Tazas de Agua
  • 1 Taza de Hielo

Preparación

  • Lavar muy bien la sandía antes de cortarla.
  • Cortar los trozos de sandía y colocarlos en la licuadora junto con el agua y el hielo.
  • Procesar todo muy bien, servir y disfrutar.

Ensalada de sandía

Existen distintos tipos de ensaladas y ellas van muy bien como acompañante de diferentes platos e inclusos son grandes aliadas al momento de hacer dietas, una ensalada no tiene que ser aburrida a la vista y al paladar. Sin embargo, hay muchas personas que no se animan a consumir con regularidad las ensaladas.

Esta fruta por su sabor dulce representa un buen contraste con lo salado y combina muy bien con con el queso, tomate y con unas hojas de albahaca, con esta fruta se le da un toque distinto y muy agradable a las ensaladas

Ingredientes

  • 1 Taza de Trozos de sandía
  • ½ Cebolla morada picada
  • 2 Tazas de Hojas de albahaca
  • 2 Cucharadas de Jugo de limón
  • 3 Cucharada de Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • ½ Taza de Almendras picadas

Preparación

  • Lavar muy bien la sandía antes de cortarla y las hojas de albahaca.
  • Picar la cebolla morada, los trozos de sandía y las almendras.
  • Poner a dorar las almendras con 1 cucharada de aceite, sin dejar que se quemen.
  • Aparte mezclar el resto del aceite con el limón y una pizca de sal.
  • En un tazón grande mezcla la sandía con la albahaca y la cebolla con cuidado de no maltratar la sandía. Por último aderezar con la mezcla anterior y decorar con las almendras doradas.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud