Artículo Revisado・Medicinas

Sangre en las heces: causas y tratamiento

Escrito por Mauricio ColazingariRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

El cuerpo humano, tiene maneras curiosas o extrañas de manifestar alguna anomalía dentro de nuestro organismo, esto además de ser importante, enciende todas nuestras alertas.

Muchas veces nos preocupamos por dolores musculares, mareos inexplicables, la falta de respiración o mayormente la presencia de sangre de una forma extraña en varias partes de nuestro cuerpo, esto último es lo que suele preocupar más.

En el presente artículo conocerás acerca de un tema que muchos han pasado, a veces normal, otras veces preocupante, pero de todas formas hay que conocer bien por qué se tiene sangre en las heces en una mayoría de casos.

¿Qué es la sangre en las heces?

La sangre en las heces es un problema común en la mayoría de las personas, se refiere a la presencia de líquido sanguíneo en las heces fecales, que se notan al momento de expulsar estas. Suele preocupar a muchos su sola presencia, ya que no siempre es una buena señal, por eso hay muchos síntomas para reconocerlo.

La sangre en las heces la pueden sufrir niños, adolescentes y adultos por igual, se nota en una pequeña cantidad de sangre y los casos pueden variar de aspectos como: hemorragias, fisuras, pólipos o en casos más graves, diferentes tipos de cáncer.

Nota: Un estudio menciona que “la sangre en las heces se conoce como, hemorragia digestiva, es toda pérdida de sangre procedente de cualquier sitio del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, incluyendo las hemorragias digestivas en órganos que drenan en la luz intestinal”. (1)

Causas de la sangre en las heces

Como se dijo anteriormente, hay muchos motivos que son causantes de la sangre en las heces, algunos comunes, otros son más perjudiciales. Lo importante es conocerlos para así reconocer el caso que cada uno pueda tener:

Desgarro

También conocido como fisura anal, ocurre comúnmente cuando un músculo o un tendón del cuerpo se estira hasta su límite, llegando a romperse junto a los vasos sanguíneos. Lo que permite el paso, incluso de una pequeña cantidad, de sangre en la zona rectal.

Importante: La fisura anal puede ocurrir por la evacuación fuerte de las heces, ligeros cortes hechos por navajas de afeitar, excesos de estreñimiento y hasta sexo anal.

Traumatismo

También conocidos como traumatismos anorrectales, son traumatismos musculares en la zona del recto, que se llegan a sufrir en deportes extremos, lesiones del recto o en zonas militares (comúnmente), ocasionando obstrucción o desgarros en el área del ano o en su entrada, causando en pequeña cantidad de sangramiento.

Nota: Un estudio médico menciona que “Estos traumatismos son poco frecuentes. Su prevalencia es difícil de definir debido a la gran cantidad de mecanismos etiológicos (múltiples tipos de agentes traumáticos, lesiones entre otros)”. (2)

Hemorroides

Las hemorroides son comunes y naturales en el cuerpo humano, se trata de vasos sanguíneos (venas) en el área del recto, en forma de almohadillas. A pesar de ello, pueden llegar a dilatarse o inflamarse y resultar muy molestas, al romperse estos vasos sanguíneos crean un sangrado anal limitante.

Divertículos y pólipos

Ambos ubicados en el colon y con diferentes funciones. Los divertículos son bolsas de tamaño minúsculo, que están ubicados en las paredes del intestino grueso. Al inflamarse por diferentes motivos, desgarran el revestimiento intestinal, lo que permite que se mezcle la sangre con las heces. Pero la mayor atención recae en los pólipos.

Los pólipos son crecimientos que sobresalen en el tejido de la pared del intestino, muchas veces son benignos o malignos, sólo pueden variar por el tamaño. Cuando se obstruyen las paredes del intestino, se deja el paso de la sangre. Muchas veces los pólipos son controlables desde el primer diagnóstico.

Nota: Los pólipos y divertículos son considerados normalmente como trastornos gastrointestinales.

Gastroenteritis

Esto tiene que ver con la presencia de virus o bacterias en el área gastrointestinal. Esta es una infección o inflamación dentro de la membrana del intestino, que también es causada por parásitos, los cuales devoran los nutrientes generando diarrea o causando fiebre.

Nota: La diarrea puede venir acompañada de la sangre debido a la inflamación.

Enfermedades inflamatorias

Las enfermedades inflamatorias, son comunes con la presencia de la sangre en las heces, ya que los órganos como las intestinos, el estómago o el colon, puede sufrir inflamación por diversas causas, generando cierta irritación y fisuras, permitiendo el paso y la mezcla de la sangre a estos órganos.

Nota: Un estudio médico menciona que “La enfermedad inflamatoria intestinal se define a un grupo de enfermedades distintas que comparten como característica el producir inflamación crónica del tracto gastrointestinal. Los dos principales tipos son la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn”. (3)

Cáncer

Hay diferentes tipos de cáncer que son causantes de la sangre en las heces, principalmente son el cáncer de colon y del recto. Se presentan como pólipos en las etapas tempranas, pueden llegar a ocasionar inflamación, irritación, estreñimiento y sangre en las heces. En este tipo de cáncer, se involucra el crecimiento y manifestación de los pólipos.

Nota: Un estudio establece que “El cáncer colorrectal corresponde a todos aquellos tumores ubicados en el intestino grueso, pudiendo estos tumores localizarse por lo tanto desde la válvula ileocecal hasta el recto”. (4)

Tratamiento para eliminar la sangre en las heces

Afortunadamente existen muchos tratamientos efectivos, para fortalecer el cuerpo y el funcionamiento adecuado de la zona rectal. Estos pueden hacerse desde casa sin ningún tipo de inversión, entre los tratamientos más recomendados están los siguientes:

Consumir más agua y fibra

El agua es vital para el organismo, desde 1.5 a 2 litros de agua al día, son suficientes para evitar el estreñimiento, ayudan como frescura para los intestinos, evitando que se contraigan y causen el exceso de estreñimiento.

La fibra por su lado, es necesaria para el organismo y el proceso de la defecación, se consigue en frutas como el jugo de pera, kiwi y aguacate.

No realizar esfuerzo al ir al baño

Es necesario mantener la calma, no esforzar los músculos pélvicos ni el sistema del recto, esto puede dañar las paredes del ano, haciendo que muchas veces se causen roturas o fisuras anales. Esto es lo más común en la mayoría de las personas, sucede incluso en los que tienen estreñimiento.

Limpiarse con cuidado

La limpieza de la zona anal es importante, pero también se debe hacer con sumo cuidado.

Tip: Se recomienda no siempre frotar con hojas de papel higiénico, en su mayoría secas, sino aplicar también toallas húmedas, que refrescan el área y evitan la hinchazón.

Evitar levantar objetos pesados

El esfuerzo físico no solo permite que la zona anal sea más propensa a dejar salir sangre en las heces, también puede causar la aparición de hernias.

Nota: Se debe evitar levantar o sujetar objetos de peso muy exagerados, casi al límite de nuestra capacidad, muchas partes de nuestro cuerpo pueden involucrarse. Además puede inflamar las hemorroides y permitir el crecimiento de pólipos.

Evitar alimentos grasos y picantes

Los alimentos grasos son causantes de los pólipos y la obesidad, que a la larga es causante de la sangre en las heces, debido al poco cuidado y sanidad que existe en los músculos pélvicos o la zona rectal.

Por ello se debe mantener una dieta saludable, además se deben evitar alimentos picantes, si se padece fácilmente de estreñimiento o de hemorroides, ya que pueden activarlas.

Utilizar preservativo en las relaciones sexuales

Durante las relacione sexuales, de forma anal, es recomendable y casi obligatorio, el uso del preservativo, además que protegen contra enfermedades, se evita la obstrucción y el daño a las paredes de la zona rectal.

Consultar al médico de ser necesario

Si los dolores se agravan, si el dolor no permite a alguien sentarse o la presencia de sangre en las heces es muy constante, es necesario acudir a un médico, incluso estos ofrecen tratamientos adecuados para los pólipos y las hemorroides (en el caso más avanzado).

Es importante para exámenes, una simple exploración rectal o chequeos médicos completos, para descartar ciertas enfermedades, dependiendo de qué síntomas se tengan en cuenta.

Conclusiones Claves

  • La sangre en las heces ocurren por muchos factores, sin tratarse solo de enfermedades.
  • En el caso más grave, están involucrados los pólipos.
  • La pueden sufrir niños, adolescentes o adultos por igual.
  • El estreñimiento, el cáncer de colon o de recto son uno de los causantes más graves de la sangre en las heces.
  • Uno de los síntomas más comunes es el dolor rectal.
  • La limpieza cuidadosa es necesaria para evitar la presencia de la sangre en las heces.
  • Es algo común, no siempre se trata de algo grave, dependiendo del caso es necesario tomar las medidas necesarias.