Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

12 increíbles beneficios de las semillas de calabaza para la salud

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La naturaleza nos sigue sorprendiendo, con las continuas bondades de su flora. En esta oportunidad, le toca a la pipa de calabaza colocarse a la palestra de las semillas con más propiedades terapéuticas, beneficiosas para el ser humano.

A continuación te presentamos el siguiente artículo, donde te damos una descripción detallada de las bondades de este alimento, para que te animes a incluirlo dentro de tus opciones alimenticias.

¿Qué son las semillas de calabaza?

Las semillas, pipas o pepitas de calabaza, son los granos contenidos dentro del fruto de la calabaza o también conocida como auyama. Las pipas de calabaza proviene de la planta del mismo nombre, identificada científicamente como cucurbita pepo o cucurbita moschata entre otras variedades, provenientes principalmente de México.

Nota: Es la única semilla que es alcalina, útil para neutralizar los alimentos procesados y ácidos dañinos para nuestro organismo.

Beneficios de las semillas de calabaza para la salud

Los diversos beneficios a la salud de las semillas de calabaza, provienen de sus propiedades nutricionales y químicas. A continuación te mencionamos las más importantes:

1. Previenen enfermedades cardiovasculares

Las semillas de calabaza (cucurbita pepo), tienen presencia de beneficiosas vitaminas como la E, en forma de tocoferoles, con capacidad antioxidante, que protege al corazón y las arterias de los daños que causa el colesterol malo (LDL). Además de su gran contenido de ácido graso omega 6, coadyuva en la mitigación de las patologías circulatorias y del corazón.

Para destacar: Un artículo de revisión literaria sobre “Ácidos grasos omega 6 para prevenir y tratar las enfermedades cardíacas y circulatorias”, indica que el aumento en la ingesta de omega 6, reduce las enfermedades del corazón. (1)

2. Reducen los niveles de colesterol y azúcar en la sangre

Ya hemos comentado sobre el elevado contenido de antioxidantes que contienen las semillas de calabaza, lo cual interviene en la eliminación de los radicales libres, además de las bondades de los ácidos grasos esenciales omega 6, como el ácido linoleico, elementos que intervienen en el control de los niveles de colesterol malo en la sangre.

Importante: Un estudio sobre “Efecto de la semilla de calabaza Cucurbita entrada l. máximo sobre el perfil lipídico y glucosa en ratas Wistar macho”, concluye que esta semilla puede ser un buen aliado en el control de hipercolesterolemia debido a su composición rica en fibra y fitoesterois, además de la presencia de ácidos grasos poliinsaturados. (2)

En cuanto al azúcar en la sangre, la pepita de calabaza contiene compuestos llamados trigonelina y d chiro-inositol, sustancias que intervienen en el control de la glucemia en la sangre. Así lo concluye un estudio sobre “El efecto hipoglucémico de las semillas de calabaza, trigonelina (TRG), ácido nicotínico (NA) y D-quiroinositol (DCI) en el control de los niveles glucémicos en la diabetes mellitus”. (3)

3. Retardan el envejecimiento celular

La acción antioxidante de compuestos como el tocoferol, retarda el envejecimiento celular, evitando la aparición de enfermedades degenerativas en el organismo.

Un artículo titulado “Radicales libres y defensas antioxidantes”, describe la acción de los tocoferoles (vitamina E) sobre los radicales libres. (4)

4. Previenen la osteoporosis

Las semillas de calabaza contienen una excelente fuente de minerales, a fin de que el organismo realice diversas funciones. Una de estas funciones es mantener la fortaleza del sistema óseo y para ello estas pepitas contienen calcio, magnesio y fósforo, minerales importantes en la prevención de la osteoporosis.

5. Disminuyen la inflamación

Gracias a su alto contenido de antioxidantes como carotenoides (luteolina y beta-caroteno) y la vitamina E presente en el tocoferol, las semillas de calabaza ayudan a proteger las células del organismo del efecto de los radicales libres, ayudando a disminuir la inflamación.

Nota: Son muy utilizadas por la medicina natural en el tratamiento de la vejiga irritable, la enuresis infantil y la artritis reumatoide.

6. Ayudan a combatir la anemia

El contenido de hierro en las semillas de calabaza contribuye a reducir los estados de anemia, ya que el hierro es un mineral utilizado por el organismo para fabricar la hemoglobina, que es una proteína que transporta el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo a través de la sangre.

Importante: También ayuda a la fabricación de mioglobina, una proteína que provee oxígeno a los músculos

7. Protegen la salud de la próstata

En casos de agrandamiento benigno de próstata, las semillas de calabaza con la ayuda de sus componentes antioxidantes (luteolina y beta-caroteno y la vitamina E), previenen la inflamación de este órgano, producto de la acción de los radicales libres.

8. Eliminan parásitos intestinales

El principio activo de las semillas de calabaza, la cucurbitina, se atribuye la actividad antihelmíntica. Esta se produce por un efecto paralizante sobre la musculatura lisa de la tenia (parásito intestinal).

Para destacar: Un artículo sobre “Estudios preclínicos de cucurbita máxima (semilla de zapallo) un antiparasitario intestinal tradicional en zonas urbano rurales”, muestra la acción vermífuga de esta semilla. (5)

9. Favorecen la pérdida de peso

Las semillas de calabaza tienen un gran poder saciante gracias a la cantidad de fibra que aportan, evitando la ansiedad por comer. Las pipas de calabaza son semillas ricas en grasas poliinsaturadas como el ácido linoléico o linolénico, grasas de bajo contenido calórico.

De igual manera, también contienen una importante cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, que aumentan los niveles de colesterol bueno. Igualmente el organismo cuenta con el aporte de antioxidantes y fitoesteroles de la pipa de calabaza, que actúan en el control del colesterol malo o LDL.

10. Reducen el estrés y el cansancio

Estas semillas poseen una elevada cantidad de magnesio, mineral importante en la sinapsis cerebral y de triptófano que es un aminoácido esencial que ayuda a producir la melatonina y la serotonina.

Nota: El magnesio y el triptófano, son sustancias que actúan a nivel del cerebro, ayudando a combatir el exceso de estrés, el cansancio y a estimular la memoria.

11. Incrementan la masa muscular

Entre las propiedades beneficiosas de la pipa de calabaza, es que posee un alto contenido de proteínas vegetales, moléculas esenciales para la construcción de músculos. Estas se diferencian de la proteína de origen animal porque no contiene colesterol, reduciendo los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Cabe destacar que, las semillas de calabaza aportan 19 gr. de proteínas, de una porción de 100gr., es decir,el 34% del total de ingesta diaria en humanos.

12. Reducen el riesgo de cáncer

La medicina tradicional ha indicado en consumo de semillas de calabaza, en la prevención del cáncer de próstata, sugiriendo que las propiedades antioxidantes de esta semilla, la convierten en un alimento protector contra células malignas.

Propiedades de las semillas de calabaza

Las semillas de calabaza, poseen una interesante composición, tanto química como nutricional, que las hacen una verdadera opción terapéutica. Te mencionamos a continuación sus propiedades más importantes:

Vitaminas

Las semillas de calabaza contienen un elevado contenido de un antioxidante llamado tocoferol, el cual actúa como vitamina E. También contienen vitamina A, B3 y K.

Minerales

Estas semillas contienen una gran cantidad de minerales muy importantes para la salud, los cuales son: cobre, zinc, hierro, manganeso, magnesio, sodio, calcio, potasio y fósforo.

Fibra

Las semillas de calabaza, incluyendo la cáscara, contienen aproximadamente 18 gramos de fibra por cada 100 gr de semillas, una excelente fuente en la dieta diaria.

Ácidos grasos

Según un estudio sobre “Características físicas y químicas de la semilla de calabaza para mecanización y procesamiento”, la semilla de la calabaza contiene un 48,92% de aceite, del cual un 29% es ácido oleico y 51,9% ácido linoleico; ácidos grasos que están reconocidos por sus beneficios a la salud humana. (6)

¿Cómo consumir semillas de calabaza?

Hay muchas formas en las que puedes consumir este maravilloso alimento, para que lo uses de forma terapéutica o simplemente como un snack. Te presentamos las más comunes:

Semillas de calabaza secas

Esta es una forma ideal de snack. Solo coloca las semillas previamente limpias en un recipiente con agua a hervir con sal, por aproximadamente 10 minutos. Luego escúrrelas y extiéndelas sobre un paño o papel absorbente para que se sequen.

Luego de secas debes colocarlas en un recipiente, rociándolas con aceite de oliva o mantequilla y luego ponerlas al horno durante 10 o 20 minutos, o hasta que estén tostadas. Pasado el tiempo, retíralas del horno y agrégales sal al gusto.

Semillas de calabaza pulverizadas

Otra forma de consumir las semillas de calabaza, es obteniendo harina. Para esto se siguen los pasos anteriores y luego sacadas del horno, se pasan a través de un molino para pulverizarlas junto con la cáscara.

Tip: Esta harina se puede mezclar con otros cereales e inclusive, con otras harinas para hacer galletas.

Conclusiones Claves

  • Las semillas de calabaza tienen una interesante composición química y nutricional.
  • Tienen alto contenido de ácidos grasos omega 6.
  • Ayudan en la reducción del colesterol malo en la sangre.
  • Contienen importantes antioxidantes que retrasan el envejecimiento celular.
  • Contribuyen con la pérdida de peso, incrementan la masa muscular y reducen el estrés y la fatiga.
  • Se pueden consumir como snacks o incluirse en otras preparaciones a modo de harina.