Artículo Revisado・Psicología y Salud emocional

Simbiosis en psicología: características y efectos

Escrito por Mercedes MansillaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Si alguna vez has sentido que tu comportamiento y el de tu pareja o alguna persona cercana eran completamente iguales, es probable que hayas experimentado en esa relación una simbiosis.

La simbiosis es una interacción biológica, es decir, una relación estrecha y persistente que se da entre organismos de diferentes. En el caso de los humanos se da cuando uno o más individuos se comportan como una sola persona.

¿Qué es la simbiosis en psicología?

Según la psicología (1), la simbiosis es una relación que se establece entre individuos que han entablado un vínculo de codependencia, se trata básicamente de una fusión de ambas personalidades.

Nota: La simbiosis es necesaria en la niñez cuando necesitamos construir ese vínculo con nuestra madre, sin embargo cuando crecemos es necesario aprender a construir nuestra propia identidad dado que de lo contrario, podríamos sentirnos frustrados o emocionalmente insatisfechos.

Características de la simbiosis en psicología

Es de vital importancia, entender que hay varias características que conforman la simbiosis (2) en la psicología y reconocerlas para poder identificarlas y tomar acción al respecto.

A continuación te invitamos a leer sus características.

Se origina en el mecanismo mental llamado descuento

Al hablar del mecanismo mental llamado descuento (3), nos referimos a cuando uno tiene la tendencia a elegir recompensas pequeñas e inmediatas en vez de optar por recompensas mayores pero más alejadas en el tiempo.

En una relación simbiótica podemos fusionarnos con las ideas y valores, de los otros dado que, inconscientemente, estamos aspirando a recompensas pequeñas por ir a lo inmediato.

Constituye una codependencia entre dos o más personas

Cuando se da una codependencia (4) entre dos o varias personas, todas las partes son dependientes y se complementan para mantener controladas a las partes más inmaduras de la personalidad.

Nota: Esto hace que se repriman ciertas partes de la personalidad, mientras que las partes más maduras toman el control generando una insatisfacción emocional.

No se utilizan todos los estados del Yo

En la simbiosis solo están disponibles tres de los seis estados del Yo (5), por lo tanto los otros tres quedan anulados del resto de ellos.

Esto se da, porque la persona se siente incapaz de tener una personalidad completa sin la o las otras personas a su lado y se elige fusionarse con personas complementarias, que tengan activos los estados del yo que él mismo ha excluido.

No existe la autonomía

Al no tener todos los estados del yo disponibles, la persona en ciertos aspectos depende de las opiniones y formas de comportarse de la otra. Dado que, las partes que asume como faltantes las imita de quien lo complementa.

Para destacar: En una relación simbiótica las partes no actúan de manera autónoma e independiente (6) sino que se apoyan en las actitudes y comportamientos del otro.

Se desempeñan roles complementarios

Como hemos mencionado anteriormente, cuando dos o varias personas se hallan en simbiosis cada persona asume un rol y estos se complementan (7). La suma de las partes forma la personalidad fusionada.

Puede darse de manera sana

Si bien nos hemos enfocado en los aspectos más negativos de la simbiosis, la misma puede darse de manera sana.

Una simbiosis sana y natural, según la psiquiatra infantil Margaret Mahler (8), es aquella que experimentan los niños y sus madres en los primeros meses de vida donde el primero comienza a experimentar el mundo a través de su madre.

Efectos de la simbiosis en la identidad personal

La simbiosis puede ser sana o puede convertirse en una terrible enfermedad al considerarse patológica. Es por ello que debemos reconocer sus efectos e identificar si los hemos experimentado.

A continuación ampliaremos cada uno de sus efectos.

Pérdida de la identidad

Uno de los efectos que se pueden dar al encontrarse en simbiosis con otro por una estrecha relación, es el de la pérdida de identidad (9). En donde, una de las partes, asume la identidad del otro cómo si fuera la propia.

Nota: Esto termina desencadenando en un actuar por imitación cuando la persona cree que actúa por convicción.

Baja autoestima

Esta relación puede dar forma a una baja autoestima (10), donde la persona se sienta poco suficiente y considera que aquello que le falta debe buscarlo en los demás. Este sentimiento suele generar angustia y frustración.

Inmadurez emocional

Es probable que también una persona que esté experimentando una simbiosis, esté bajo inmadurez emocional (11). Inconscientemente, evita hacerse cargo de sí mismo dado que es más sencillo imitar a los demás que luchar por los propios deseos.

Sin embargo, a largo plazo la simbiosis no le será redituable y le cobrará un alto precio por su accionar.

Ansiedad extrema por separación

Otro efecto que puede darse es la ansiedad por separación, generando una gran angustia a quién la experimenta por separarse de la persona con la que está vinculada.

Crisis de pánico

Las crisis de pánico es un trastorno que se da, cuando uno experimenta cierto temor a un desastre o miedo a perder el control. El pánico no deja pensar con claridad y puede que desencadene en síntomas físicos.

¿Cómo superar la simbiosis?

Al identificar la simbiosis debemos entender que gran parte depende de nuestra fuerza de voluntad y constancia que gracias a ello podremos superarla. Sin embargo, hay que ser paciente, dado que el proceso puede llevarnos años.

En las siguientes líneas ampliaremos algunos tips para que puedas lograrlo.

Mantener la identidad personal y autonomía

Es importante mantener siempre la identidad personal y la autonomía, para no depender excesivamente ni darle entidad a nadie para que te lastime.

Tip: Puedes comenzar a escribir en un cuaderno tus deseos y pensamientos y autopreguntarte de dónde viene cada uno y cuándo has comenzado a tenerlos.

Potenciar el autoconocimiento

El autoconocimiento es la llave para la superación personal. Para potenciarlo puedes comenzar a meditar. Si no posees práctica te recomiendo comenzar con meditaciones guiadas y cortas para que la mente comience a acostumbrarse a ello.

Liberarse de traumas emocionales

Muchas veces reprimimos traumas emocionales, para encajar en el sistema o en diversos colectivos y si bien esto muchas veces es necesario, también debemos aprender a liberarlos dado que de lo contrario no podremos ser felices.

Tip: Anota aquellas sensaciones o situaciones que te incomoden y a su lado escribe qué te genera y por qué. Entenderlas es el primer paso para liberarse de ellas.

Acudir a terapia de ser necesario

Hay distintas ramas y diversos centros, que pueden ayudarte si aún no has logrado superar la simbiosis. Para ello te recomendamos que leas acerca de las terapias que poseen una enorme demanda y sus programas antes de optar por alguna de ellas.

Conclusiones Claves

  • La simbiosis es una relación que se establece entre individuos que han entablado un vínculo de codependencia.
  • En una simbiosis todas las partes son dependientes.
  • No todas las simbiosis son negativas, sin embargo pueden volverse patológicas.
  • Pueden generar baja autoestima, dependencia emocional, ansiedad y pánico, entre otras.
  • Es importante superarla y acudir a terapia en caso de ser necesario.