Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

12 increíbles beneficios del té de menta para la salud

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Entre las infusiones que tienen grandes beneficios para la salud, se encuentra el té de menta, bebida utilizada desde tiempos inmemoriales por distintas culturas, en la mitigación de diversos síntomas y enfermedades, con grandes resultados.

En el siguiente artículo, te presentamos toda la información necesaria acerca de esta bebida tan beneficiosa para el organismo.

¿Qué es la menta?

La planta de menta de nombre científico mentha piperita, es un arbusto originario de Asia Central.

Sus hojas tienen propiedades según la tradición y la medicina natural, que le dan solución a diversos problemas como: cólicos, tos, congestión nasal, resfriado, irritación de la garganta, problemas de tipo reumático e inclusive de cálculos renales.

Esta planta pertenece a la familia de las Labiadas y también se le conoce como toronjil de menta, menta inglesa, entre otros. Es una hierba aromática con una capacidad terapéutica como astringente, carminativo, antiséptico, estimulante, anodino, espasmolítico y vermífugo.

En preparaciones galénicas elaboradas a partir de las hojas, se reconoce su efecto antiviral, antifúngico, antibacteriano, antiinflamatorio y espasmolítico. Así lo comprobó un estudio sobre “Actividad antiparasitaria de una decocción de mentha piperita linn”. (1)

Nota: La mentha piperita, no es una planta originaria de la naturaleza, es un cruce entre la menta acuática y la menta de espiga.

Beneficios del té de menta para la salud

El uso terapéutico del té de menta, se logra a través de sus amplios y beneficiosos nutrientes y compuestos químicos. A continuación te mencionamos los más relevantes:

1. Fortalece el sistema inmunológico

El contenido de componentes fenólicos y vitamina C que actúan como antioxidantes en el organismo, accionan reforzando la actividad protectora del sistema inmunológico.

Para destacar: Un estudio destaca el aumento de la capacidad antioxidante en la producción de un filtrante al adicionarse la menta. (2)

2. Estimula la buena circulación sanguínea

Por cada 100 grs de menta, se obtienen alrededor de 600 mg de potasio, mineral imprescindible para la circulación sanguínea que ayuda a prevenir y aliviar la patología vascular, además que nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos que se acumula sobre todo en las piernas, ralentizando la circulación de la sangre.

En combinación con el magnesio y el calcio, colabora en el movimiento del corazón, especialmente en el movimiento del miocardio.

Nota: Una publicación de la Universidad del Estado de Oregon, describe la importancia del consumo de potasio en la dieta diaria, para la circulación de la sangre en el organismo. (3)

3. Reduce el colesterol

Los antioxidantes contenidos en la hoja de menta y por tanto en el té de menta, evita la formación de ateromas en las paredes de las venas producto de las altas concentraciones de colesterol malo (LDL) en la sangre.

En una publicación web, se explica el mecanismo de acción de los antioxidantes, en la formación del colesterol de baja densidad. (4)

4. Combate malestares gastrointestinales

Gracias a su alto contenido de mentol, el té de menta produce acciones terapéuticas en enfermedades como la dispepsia, además de combatir la aerofagia y el meteorismo intestinal.

Así mismo, favorece el proceso digestivo mejorando el funcionamiento del hígado, y coadyuva en la reducción y/o evitando los vómitos y cólicos abdominales.

5. Alivia afecciones respiratorias

El té de menta, tiene efecto sobre las mucosas del sistema respiratorio que ayuda a descongestionar, actúa como expectorante y antiséptico, gracias a una mezcla de propiedades terapéuticas y medicinales que contribuyen a mejorar los síntomas de algunas afecciones respiratorias de forma natural. Destaca aquí la acción del mentol y la vitamina C.

6. Disminuye dolores de cabeza, musculares y menstruales

Otras de las propiedades de la menta, es su acción analgésica, antiinflamatoria y relajante, tratando contracturas, patologías osteoarticulares, distensiones o calambres. Su contenido de vitaminas C y B3, y minerales como magnesio, calcio entre otros ayudan al correcto funcionamiento del sistema osteomuscular.

Nota: Sirve como un sedante gracias a la presencia del mentol aliviando el estrés mental y físico. Se atribuye su efecto sobre los malestares gastrointestinales, el hecho de la no aparición de dolores de cabeza asociado a las malas digestiones.

7. Combate el mal aliento

El efecto astringente y antiséptico del mentol, además de la acción antibacterial de sus componentes en el té de menta, combaten la halitosis, producto de la proliferación de bacterias en la cavidad bucal.

Dato curioso: Es por ello que ciertas marcas de cremas dentales o dentífricas llevan entre sus componentes, la menta.

8. Disminuye el estrés y el cansancio

Gracias a la acción relajante que tiene el aroma del té de menta, sirve como un sedante gracias a la presencia del mentol, aliviando el cansancio mental y físico.

9. Mejora el rendimiento mental y la concentración

El té de menta combinado con otras hierbas aromáticas como el ginkgo y el romero, se convierte en una infusión neuroprotectora y vasodilatador periférico, aumentando el rendimiento intelectual, mejorando la concentración e incluso aliviando la migraña si se consume periódicamente.

10. Fomenta la pérdida de peso

El efecto diurético del té de menta debido a su contenido de agua y potasio, colabora a la regulación de los líquidos presentes en el organismo. También su efecto antioxidante, regula la presencia de colesterol malo en la sangre, además de colaborar en la eliminación de toxinas en la sangre, a través de la función renal.

Nota: Todos estos factores contribuyen en la pérdida de peso corporal.

11. Combate el insomnio

El té de menta, tiene un efecto relajante, pudiendo mitigar los efectos adversos de los trastornos del sueño, producidos por trastornos psicológicos.

12. Favorece la lactancia materna

Dado que el estrés, la depresión y los distintos tipos de ansiedad, afectan la producción de leche materna durante el período de lactancia del bebé, el té de menta es recomendado para mitigar esos estados psicológicos alterados, relajando las funciones cognitivas.

Esto favorece la tranquilidad de la mente y el organismo, gracias al efecto tranquilizante del aroma del mentol.

Nota: Un estudio concluyó la relación que existe entre el estrés o la ansiedad en el éxito de la lactancia materna. (5)

Es de vital importancia no excederse en el consumo de la menta, ya que puede ocasionar efectos nocivos, pudiendo causar daños renales o hepáticos.

Propiedades del té de menta

La composición química y nutricional del té de menta es muy interesante, y le confieren diversas propiedades benéficas para la salud del ser humano. A continuación te las mencionamos:

Vitaminas

El té de menta contiene vitaminas que ofrecen importantes beneficios como: vitamina A, Vitamina B1. B2 y B3 o niacina, además de vitamina C.

Minerales

La presencia de minerales como el potasio, el calcio, el sodio, el hierro, el manganeso, y el fósforo, le atribuyen grandes beneficios al té de menta.

Nota: Esta bebida también contiene nitrato de calcio, ácido fórmico, ácido gálico, limonene,1,8-cineole, 3-octanol, menthone, menthofurane, isomenthone, acetate de menthyle, neomenthol, b-caryophyllene y menthol.

¿Cómo preparar y consumir el té de menta?

La preparación del té de menta, está indicado para comenzar la mañana y preparar al sistema digestivo para el procesamiento de los alimentos, adicionalmente al resto de los beneficios mencionados con anterioridad. Te damos una sencilla receta para prepararlo:.

Ingredientes

  • Hojas de menta
  • Agua caliente
  • Endulzante al gusto

Preparación y consumo

  • Primero coloca agua en un recipiente hasta que hierva.
  • Luego coloca el agua caliente en un vaso o taza.
  • Seguidamente agrega las hojas de menta fresca y deja reposar por algunos minutos.
  • Agrega endulzante al gusto y consume caliente.

Conclusiones Claves

  • El uso del té de menta proviene de la medicina tradicional.
  • Está indicado especialmente para afecciones del tracto digestivo.
  • Se le atribuyen propiedades carminativas.
  • La hoja de menta es fácil conseguirla en la naturaleza y también es de fácil cultivo.
  • Su uso en exceso puede provocar efectos secundarios.
  • Es utilizado para tratar afecciones respiratorias, por su contenido de mentol.