Remedios Caseros

15 efectivos té para bajar el azúcar de manera natural

Escrito por Zaritza Girón

Las enfermedades asociadas al azúcar alto son uno de los padecimientos más comunes durante la historia y el desarrollo del ser humano, esto se debe por el consumo desmedido de alimentos ricos en azúcar que afectan negativamente a la salud.

Actualmente, la comida rápida y la gran variedad de postres y dulces que existen, hacen que sea aún más difícil resistirse a consumir dichos alimentos, lo que desata un descontrol a nivel endocrino por el esfuerzo que realiza el cuerpo al producir mayores niveles de insulina.

En este sentido, es necesario cambiar los hábitos alimenticios e implementar nuevos elementos a las rutinas para poder controlar los niveles de azúcar en sangre.

Es así, como el el siguiente artículo podrás conocer los mejores y las más efectivas formas de preparar y beber té, para que disminuyas tu azúcar de manera natural y las recomendaciones que deberás seguir para que puedas disfrutar de una mejor calidad de vida.

Mejores té para bajar el azúcar

Los remedios naturales han sido utilizados desde épocas antiguas, aún más cuando la medicina no era aún una ciencia que se estudiaba y los antepasados no contaban con los avances tecnológicos actuales, sin embargo, dichas costumbres aún se mantienen y siguen siendo igual de efectivas.

A continuación, descubrirás una maravillosa lista de los té de plantas medicinales y su preparación para que puedas bajar el azúcar de manera sana y natural:

1. Té verde

El té verde contiene polifenoles (1) que ayudan a metabolizar el azúcar en el organismo, por lo que su consumo te ayudará a controlar los niveles de glucosa en sangre y también contribuye a la disminución del colesterol y los triglicéridos, convirtiéndose así en la planta ideal para bajar de peso.

Ingredientes:

  • ½ cdta. de hojas de té verde
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Utiliza media cucharadita de hojas de té verde en una taza de agua hirviendo y deja reposar por 3 minutos.
  • Luego, cuela, endulza con el edulcorante de tu preferencia y consume 3 o 4 tazas de té verde diarias como dosis máxima.

2. Té de judías

Las judías cuentan con una gran cantidad de fibra, cromo, vitamina C y antioxidantes, además es considerada como un diurético y depurativo natural sumamente efectivo para las personas que ameriten bajar sus niveles de azúcar.

Ingredientes:

  • 3 vainas secas de judías verdes
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Verter el agua en una olla y llevar al fuego hasta que alcance su punto de hervor, luego añade las judías y cocina por 3 minutos.
  • Retira del fuego, deja reposar por 5 minutos, retira las vainas e ingiere.
  • Este té puedes consumirlo máximo 3 veces al día.

3. Té de fenogreco

Según un artículo publicado por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria, el fenogreco posee propiedades hipoglucemiantes (2), es decir, ingerirlo proporciona efectos que reducen los niveles de azúcar en la sangre.

Por su parte, el fenogreco es una planta perteneciente a la familia de las fabáceas, de origen mediterráneo, sus hojas son similares a las de un trébol y su semilla es comúnmente utilizada como especia, además, de ser una planta rica en fibra, por lo que la hace un excelente remedio para disminuir el azúcar.

Ingredientes:

  • Hojas de fenogreco
  • Agua

Preparación:

  • Coloca a hervir una taza de agua y añade un puñado de hojas de fenogreco.
  • Deja reposar la infusión por 5 minutos, cuela la preparación y endulza.
  • Puedes consumirlo hasta 3 veces al día.

4. Té de chancapiedra

La planta chancapiedra es una especie medicinal silvestre, conocida por sus propiedades diuréticas, antioxidantes e hipoglucémicas, además, posee cualidades que ayudan a combatir la resistencia a la insulina y las enfermedades a nivel hepático.

Ingredientes:

  • 20 g de hojas de chancapiedra
  • 1 L de agua

Preparación:

  • Añade las hojas de chancapiedra a una olla con el agua y deja hervir durante 5 minutos.
  • Luego, reposa la infusión por 10 minutos más, cuela y sirve.
  • Se recomienda no agregar azúcar al té de chancapiedra y consumirlo 2 veces al día a temperatura ambiente.

5. Té de canela

La cassia canela es conocida por contener potasio, vitaminas B, calcio, hierro y zinc, por lo tanto, su ingesta es utilizada para reducir los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, mejorando así la salud de personas obesas o que padecen de diabetes.

Ingredientes:

  • 1 rama de canela
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Verter el agua en una olla, cuando alcance su punto de hervor añadir la ramita de canela y cocinar por 5 minutos.
  • Luego, deja reposar la infusión por 15 minutos, retira la rama de canela y sirve.
  • Este té debe ser consumido moderadamente, sobre todo en personas que padezcan enfermedades cardiovasculares o de presión arterial alta.

6. Té de salvia

Un estudio realizado por la Revista Cubana de Plantas Medicinales, resalta el uso medicinal de ciertas plantas para bajar el azúcar, donde la salvia se considera como una de las plantas comúnmente utilizada para reducir el azúcar por sus efectos hipoglucémicos (3).

Esto se debe, a que su contenido de ácido ursólico, ayuda a reducir los altos niveles de glucosa en la sangre, por lo que, es una de las plantas más importantes en la dieta de personas que padezcan de diabetes o que quieran reducir los niveles de azúcar.

Ingredientes:

  • 15 g de hojas de salvia
  • 250 ml de agua

Preparación:

  • Coloca el agua en una olla y llévala al fuego hasta que hierva, incorpora las hojas de salvia, tapa la preparación, coloca la llama a fuego medio y deja cocinar por 5 minutos.
  • Luego, retira del fuego, deja que la infusión repose por 10 minutos, cuela y sirve.

7. Té de calabaza amarga

La calabaza amarga es un vegetal comúnmente utilizado en África y Asia como planta medicinal, donde su principal uso es para disminuir los niveles de azúcar en sangre, sin embargo, también es utilizada como antibiótica y antiviral.

Esto se debe, a que la planta en general posee propiedades alcaloides, saponinas y proteínas, que al combinarse toman un efecto hipoglucemiante, es decir, su consumo reduce notablemente la glucemia en el organismo.

Ingredientes:

  • 1 cdta. de hojas secas de calabaza amarga
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Añade las hojas secas de calabaza amarga al agua y cocina hasta que alcance su punto de hervor, luego deja reposar por 10 minutos.
  • Transcurrido el tiempo, cuela la preparación y sirve.

8. Té de carqueja

La carqueja es una planta medicinal que contiene propiedades hipoglucemiantes y depurativas, que ayudan a su vez a combatir el síndrome metabólico y favorecen a la pérdida de peso, así como también a eliminar toxinas del organismo, mejorando la función del mismo.

Ingredientes:

  • 25 g de hojas de carqueja
  • 1 L de agua

Preparación:

  • Hierve el agua, añade las hojas de carqueja y deja reposar la infusión por 15 minutos para que el agua absorba los nutrientes de la planta.
  • Luego, cuela la preparación y sirve.
  • Es importante destacar, que la carqueja suele ser amarga, en tal sentido, puedes mejorar su sabor agregando el edulcorante de tu preferencia.

9. Té de planta de insulina

La cissus sicyoides o planta de insulina, es una especie conocida por sus características antidiabéticas gracias a su contenido de: saponinas (4), flavonoides (5), triterpenoides (6), taninos (7) y alcaloides, antioxidantes, hierro, proteínas y fibra.

Por lo tanto, la convierte en una de las plantas más eficaces como tratamiento para disminuir el azúcar en la sangre.

Nota: Su consumo debe ser controlado por un especialista, debido a que posee contraindicaciones en pacientes cardíacos.

Ingredientes:

  • 2 hojas de insulina vegetal
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Hierve el agua junto con las hojas de insulina vegetal por 3 minutos.
  • Deja reposar la preparación para que infusione y la planta desprenda todas sus propiedades.
  • Luego, cuela el té y sirve.

10. Té de pata de vaca

Esta planta es conocida por la forma de su hoja que es similar a la pata de una vaca, sus propiedades medicinales hipoglucemiantes ayudan a combatir la diabetes por su efecto similar a la hormona de insulina segregada por el organismo, pero que en algunos casos, su déficit es la causa principal de la hiperglucemia.

Por su parte, la pata de vaca contiene una poderosa acción diurética, mejorando la desintoxicación del organismo y eliminando líquidos innecesarios.

Ingredientes:

  • 6 hojas de pata de vaca
  • 1 litro de agua

Preparación:

  • Verter el agua en una olla y añadir las hojas de pata de vaca, cocinar a fuego alto por 10 minutos.
  • Luego, cuela la preparación, envasa y consume el té de 2 a 3 tazas diarias.

11. Infusión de copalchi

Esta planta posee propiedades hipoglucemiantes y antipirético, además es utilizada como aperitivo y un refrescante natural.

Su acción se debe a que posee una reductora conocida como coutareósido, esta se encarga de estimular al páncreas en cuanto a la secreción de hormonas, permitiendo así una mejor metabolización de los carbohidratos, azúcares y grasas, lo que contribuye a su vez, a la reducción de la glucosa en la sangre.

Ingredientes:

  • 20 g de hojas de copalchi
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Hierve el agua y añade las hojas de copalchi, cocina por 3 minutos, retira del fuego y deja reposar la infusión por 10 minutos.
  • Luego, cuela, sirve y añade el edulcorante de tu preferencia, debido a que la planta suele tener un sabor amargo.

12. Infusión de ginseng

Los efectos hipoglucemiantes que posee esta planta medicinal, se deben a su contenido de ginsenósidos (8) que favorecen la metabolización de los azúcares presentes en los alimentos, por lo que se recomienda ingerir dicho té antes de cada comida, así su efecto prevalecerá durante el proceso digestivo.

Ingredientes:

  • 1 cda. de hojas de ginseng secas
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Verter el agua en una olla y cocinar hasta que hierva, retirar del fuego y añadir la cucharada de hojas secas de ginseng, deja que la mezcla infusiones por 10 minutos.
  • Transcurrido el tiempo, cuela la preparación y sirve.

13. Infusión de gymnema

Esta poderosa planta medicinal ayuda a la producción y secreción de la hormona de la insulina en el organismo, estimula la regeneración de las células beta pancreáticas y aumenta la utilización periférica de la glucosa, por lo que la convierte en la planta ideal para el consumo de personas que padezcan de diabetes.

Nota: Su consumo debe ser regulado debido a que posee efectos secundarios que pueden disminuir el sentido del gusto en las personas.

Ingredientes:

  • 1 cda. de hojas de gymnema secas
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Coloca el agua en una olla y cocina hasta que alcance su punto de hervor, retira del fuego y añade las hojas de gymnema, tapa la preparación y deja que infusione por 10 minutos.
  • Posteriormente, cuela la infusión y sirve. Consume 1 ó 2 tazas de infusión diarias.

14. Infusión de planta del té

La planta de té, posee entre sus propiedades magnesio, hierro, calcio y potasio, por lo que su consumo ayuda a la metabolización de la glucosa y funciona como un diurético natural, además, por su alto contenido de cafeína, la planta de té es utilizada para bajar de peso y regular el síndrome metabólico.

Ingredientes:

  • 1 bolsita de hojas de planta del té
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Coloca el agua en una olla y cocina hasta que alcance su punto de hervor, vierte el líquido en una taza y añade la bolsita de hojas de té.
  • Tapa la infusión y deja reposar por 10 minutos para que el calor concentre mejor las propiedades de la planta en el agua.
  • Posteriormente, retira la bolsita y consume.

15. Infusión de yacón

El yacón posee propiedades similares a la insulina, lo que regula notoriamente los índices glucémicos en el organismo, además, su raíz posee la peculiaridad de contener inulina, es decir, contiene azúcares que no son metabolizados por el cuerpo humano.

Además, la planta es rica en agua y fibra, lo que favorece la metabolización de las grasas y reduce los niveles de azúcar.

Ingredientes:

  • 1 Hoja de yacón seca
  • 1 taza de agua

Preparación:

  • Hierve el agua con la hoja seca de yacón por 5 minutos, luego retira del fuego y deja reposar por 10 minutos más.
  • Cuela el té y sirve, puedes consumirlo 2 veces al día tibio o a temperatura ambiente.

Recomendaciones para controlar los niveles de azúcar en la sangre

Los niveles de azúcar en la sangre también se pueden controlar si adaptas tu ritmo de vida a las siguientes recomendaciones, debido a que son actividades, rutinas y formas de vida ideales para que mantengas tu nivel glucémico estable y mejore tu condición de salud:

Regular el consumo de carbohidratos

Un estudio publicado por la revista Nutrición Hospitalaria, determinó que las dietas bajas en hidratos de carbono o carbohidratos, son efectivas para el tratamiento de diabetes tipo II o en personas que quieran reducir sus niveles de azúcar (9).

Nota: Los carbohidratos son los azúcares, almidones y fibras que contienen algunos alimentos, por lo que el consumo de estos puede alterar los niveles de colesterol, triglicéridos y por ende el azúcar en sangre.

Alimentos que se deben evitar son: el pan, las galletas, vegetales con almidón como la papa, el plátano y el maíz, la pasta, el arroz, entre otros que al ser consumidos desmedidamente alteran los niveles de azúcar, por lo que regular su ingesta es fundamental para disminuir la glucosa en sangre.

Aumentar el consumo de fibra

La ingesta de fibra retrasa la absorción de glucosa carbohidratos, es decir, actúa como un bloqueador natural para que tu organismo no absorba en grandes cantidades los azúcares presentes en algunos alimentos.

Por lo tanto, una dieta rica en fibra soluble beneficia a disminuir los niveles de azúcar en la sangre, por consiguiente, los mejores alimentos ricos en fibra son: la avena, las nueces, los frijoles y las manzanas, son una excelente fuente de fibra natural.

Consumir alimentos con bajo índice glucémico

Para combatir los altos niveles de azúcar en la sangre, es importante que consumas comidas con baja cantidad de azúcares añadidos evitando los de mala calidad y sustituyéndolos por edulcorantes naturales.

Nota: En dado caso de que sean alimentos naturales, debes tener en cuenta que algunos poseen mayor concentración de azúcar que otros pero siguen siendo azúcares de origen natural, por lo tanto son menos dañinos que los que contienen azúcar refinada.

Por consiguiente, deberás adaptar tu dieta a comidas bajas en índice glucémico y que contengan gran cantidad de agua y fibra, para que tu organismo metabolice la glucosa almacenada y tus niveles se vayan estabilizando.

Consumir alimentos altos en cromo y magnesio

El cromo posee la particularidad de aumentar la capacidad y el desarrollo de las células que regulan los niveles de insulina en el organismo.

Por consiguiente, el consumo de alimentos ricos en cromo tales como: el tomate, el brócoli, la pera, la yema de huevo y la carne de vaca, te ayudará a estabilizar tus niveles de azúcar en sangre.

Por su parte, el magnesio ayuda como estimulante para el tránsito de la glucosa en el cuerpo, haciendo que esta no se acumule en los tejidos sino que sea metabolizada por el cuerpo y se puede consumir por medio de: la espinaca y verduras de hojas verdes, el aguacate, la quínoa, el ajonjolí, las almendras, entre otros.

Mantenerse hidratado

La mayor parte del cuerpo humano está constituida por agua, además, el consumo significativo de este vital líquido, mejora la función de todos los sistemas que conforman el organismo.

En tal sentido, el agua como beneficio para la regulación de la glucosa, se debe a que a mayor consumo de líquido el cuerpo comienza a metabolizar y desechar todas las toxinas que no son necesarias para su buen funcionamiento, lo que favorece la sintetización del azúcar en la sangre.

Para destacar: Una de las principales causas de la diabetes es la deshidratación, por tal motivo, se recomienda el consumo de 1,5 a 2 litros diarios de agua en adultos, incluyendo los maravillosos tés de plantas medicinales que se mencionaron anteriormente.

Descansar adecuadamente

Las funciones del cuerpo siempre mejoran cuando se descansa correctamente, esto se debe a que el organismo necesita recuperarse de las actividades diarias, además, el dormir adecuadamente, restablece las funciones físicas y psicológicas del cuerpo, lo que mejorará notablemente tu salud.

Evitar el estrés

Los constantes episodios de estrés desencadenan una serie de elementos que a su vez contribuyen a la mala alimentación, aumentan la posibilidad de padecer trastornos de sueño, crea ansiedad y mantiene al cuerpo en constante tensión.

Todas esas características afectan directamente al organismo y a su buen funcionamiento, lo que puede llegar a reducir la producción de la hormona de la insulina, acarrear otras patologías a nivel cardíaco y padecer de tensiones musculares.

Por tales motivos, es imperativo que reduzcas tus niveles de estrés y aprendas a controlar las situaciones que lo generan para que junto al tratamiento médico puedas mejorar y lograr un equilibrio de tus niveles glucémicos.

Realizar ejercicio físico

Un artículo publicado por Mayo Clinic, revela que realizar actividades físicas ayuda a controlar los niveles de azúcar especialmente en pacientes que ya han sido diagnosticados con diabetes, además ayuda a bajar de peso y mejora la salud cardíaca (10).

Por tal razón, se recomienda que antes de comenzar con el ejercicio físico, revises tu nivel de azúcar en sangre y desayunes, así mismo, debes realizar actividades según tu condición física actual, comenzando con estiramientos, caminatas cortas, paseos en bicicleta o natación.

También es importante revisar los niveles de azúcar durante y después de haber terminado las actividades físicas, así podrás obtener un mejor control y notarás si hay cambios significativos gracias al ejercicio físico.

Conclusiones claves

  • Las enfermedades asociadas al azúcar alto son uno de los padecimientos más comunes durante la historia y el desarrollo del ser humano, esto se debe por el consumo desmedido de alimentos ricos en azúcar que afectan negativamente a la salud.
  • Afortunadamente existen muchas formas de controlar los niveles de azúcar en sangre de forma natural y con el sólo hecho de modificar tus hábitos. Entre ellas está el consumo de té de algunas plantas medicinales como la salvia, copalchi, carqueja, el té verde, té de planta de insulina, planta de té, entre otras.
  • Otras formas de regular los niveles de azúcar en sangre, es regular el consumo de carbohidratos y aumentar el consumo de fibra, esto puede ser ingiriendo alimentos como la avena, nueces, manzana, etc. También realizando actividad física, evitar el estrés y descansar adecuadamente.
  • De igual manera, para regular los niveles de azúcar en sangre, recomendamos mantenerse hidratado, pues, a mayor consumo de líquido el cuerpo comienza a metabolizar y desechar todas las toxinas que no son necesarias para su buen funcionamiento. También consumir alimentos altos en cromo y magnesio como tomate, brócoli, pera, espinaca, almendras, etc.