Dieta y Nutrición

15 increíbles beneficios del té verde para la salud

Escrito por Jesús Emilio Torrealba

El tratamiento terapéutico, de algunas enfermedades relacionadas a la edad con plantas medicinales, está en auge en las últimas décadas. Esto quizás por su fácil acceso, bajo costo y sobre todo su disponibilidad en la naturaleza.

Este es el caso de las hojas de té verde, con el cual se elabora una infusión, al cual se le atribuyen diversos beneficios medicinales, desde la antigua cultura occidental.

En el siguiente artículo, te proporcionamos la información necesaria para que conozcas de las bondades de este preparado.

¿Qué es el té verde?

El té verde es una infusión preparada con las hojas del árbol de té. Los principales países de procedencia de esta planta, es del sur de China y sudeste de Asia, aunque hoy se cultiva en regiones tropicales como subtropicales.

El nombre científico es camellia sinensis, y es un arbusto que posee una fuerte raíz principal; sus hojas y brotes se utilizan para elaborar el té.

El nombre genérico camellia fue otorgado por Linnaeus en honor del botánico del siglo XVII, Jiří Josef Camel (conocido como Camellus), quien llevó plantas de esta especie desde Las Filipinas a Europa. El nombre específico sinensis se deriva del latín y alude a la ubicación de esta especie en China.

Con las hojas de este árbol, se elabora un té, que posee propiedades terapéuticas, por su contenido de ingredientes activos como la cafeína y antioxidantes naturales.

Las hojas frescas del árbol del té, contienen una alta cantidad de flavanoles (derivados de los flavonoides) denominadas catequinas. Las principales presentes en el té son la epicatequina, la epigallocatequina, la epicatequina gallato, y la epigallocatequina gallato, siendo esta última la catequina más abundante en el té

Las hojas del árbol de té contienen alrededor de un 4% de cafeína. La composición química de las hojas recolectadas, depende de la edad y del procedimiento para procesarlas en la obtención de los distintos grados de oxidación, que permite la elaboración del té verde, negro, blanco, rojo, amarillo y oolong. La variedad más utilizada es la camellia sinensis.

Beneficios del té verde para la salud

Los principales beneficios que a continuación te damos, corresponden al té elaborado de las hojas de la variedad camelia sinensis, sin ningún proceso de oxidación.

1. Reduce el riesgo de infartos

Los principales compuestos flavonoides del té verde, son las catequinas, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Estos compuestos bloquean el colesterol de baja densidad o LDL y aumentan el HDL o colesterol de alta densidad, factores asociados a las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares.

También su contenido de potasio, ayuda a la contracción de los músculos y a que el ritmo cardíaco del corazón se mantenga constante.

Un artículo titulado “El té verde ¿una buena elección para la prevención de enfermedades cardiovasculares?”, refiere el efecto antioxidante de los polifenoles (catequinas) del té verde.

La misma acción beneficiosa es producida sobre los depósitos de proteínas, que aumentan el tamaño de las placas de ateroma, las cuales atascan las arterias coronarias. Esto coloca al individuo a tener un menor de patologías cardíacas.

2. Disminuye el colesterol malo en la sangre

Como se mencionó anteriormente, los efectos de las catequinas contenidas en el té verde, equilibran la concentración de colesterol de baja y alta densidad en la sangre, utilizando como mecanismo, la limitación de la absorción del colesterol a través de los intestinos. De igual forma, equilibra los niveles de triglicéridos.

Un artículo científico, menciona la capacidad del té verde para inducir al hipocolesterolémico, traduciéndose en una menor absorción de triglicéridos y de colesterol, lo cual provocaría baja ciertos parámetros, una menor ganancia de peso por parte del consumidor

3. Equilibra el azúcar en la sangre

El té verde tiene un efecto con el que controla los niveles de azúcar en la sangre. Esto se explica, debido a que los antioxidantes (polifenoles) con los que cuenta, reducen la resistencia a la insulina, un problema asociado en los diabéticos tipo 2.

4. Controla la presión arterial

Por la compatibilidad entre los antioxidantes y polifenoles contenidos en el té verde, revelan un potencial reductor de la presión arterial. Así lo manifiesta un ensayo clínico efectuado en mujeres mayores de 70 años.

Adicionalmente, el contenido de magnesio reduce eficazmente la presión arterial en adultos, como lo refleja otro ensayo médico con pacientes en un área de urgencias.

5. Mejora la salud digestiva

El contenido de taninos en la hoja de té verde, ayuda el malestares estomacales como la diarrea. Junto a la cafeína, los taninos logran una mejor función renal (función diurética), que es seguida de una mayor absorción de líquido en el intestino.

6. Ayuda a eliminar toxinas

Por sus componentes antioxidantes, el té verde coadyuva en la función renal en la diuresis, facilitando la eliminación de toxinas producidas en los procesos metabólicos del organismo. Por lo cual, resulta un protector hepático por sus antioxidantes y adicionalmente ayuda a eliminar las grasas del hígado.

7. Combate infecciones

Algunos estudios, demuestran que las catequinas del té verde pueden inhibir el crecimiento de la Streptococcus mutans, bacteria más dañina de la boca. El consumo de té verde se relaciona con las mejoras en la salud dental y con la disminución en el riesgo de padecer caries.

8. Retrasa el envejecimiento celular

Los genes, la edad y los antecedentes familiares, son los principales factores que inciden en la aparición del Alzhéimer. Dicha enfermedad degenerativa es más frecuente en los seres humanos y es la principal causa de demencia.

El té verde no solo mejora la función cerebral a corto plazo, sino que también puede proteger su cerebro del envejecimiento. Asimismo, el mal de Párkinson es la enfermedad neurodegenerativa más común, implicando la muerte de las neuronas productoras de dopamina en el cerebro.

En este sentido, muchos estudios han demostrado que el alto contenido de polifenoles como las catequinas, específicamente epigalocatequina-3-galato en el té verde, pueden tener varios efectos protectores en las neuronas, lo que disminuye de forma potencial el riesgo de padecer Alzhéimer y Párkinson.

9. Incrementa las funciones cerebrales

Uno de los efectos del té verde sobre las funciones cerebrales, es debido a su contenido de cafeína, que se conoce como estimulante, manteniendo el estado de vigilia del individuo.

Lo que logra es la activación de las neuronas y la concentración de los neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, a través del bloqueo de un neurotransmisor inhibidor llamado adenosina. De hecho, algunos estudios han demostrado que la cafeína puede tener un efecto sinérgico.

10. Estimula el metabolismo

Esta afirmación surge sobre todo, por el efecto de sus catequinas, y la cafeína como estimulante. La combinación de las catequinas con la cafeína, provocan una aceleración del proceso metabólico en los individuos que ingieren té verde.

11. Reduce la inflamación

Por su alta concentración de flavonoides, y componentes polifenólicos, el té verde contribuye a la acción contra inflamaciones en el organismo.

La catequina denominada epigalocatequina-3-galato, un componente del té verde, trabaja inhibiendo la producción de las moléculas responsables de algunos procesos inflamatorios de tejidos y articulaciones, como la artritis reumatoide.

12. Favorece la pérdida de peso

El consumo de té verde al evitar la absorción de triglicéridos y colesterol, a través del aparato digestivo, e incrementando la actividad del sistema nervioso central por la acción de la cafeína y la riboflavina, favorece en gran medida a la pérdida de grasa corporal, quizás a través de la práctica de actividades deportivas.

Por otro lado, un artículo científico menciona la efectividad, bajo ciertos parámetros, del consumo de té verde sobre la composición y el peso corporal de los individuos sujetos de estudio.

13. Incrementa la energía

Gracias a su contenido de cafeína y riboflavina(vitamina B2), el té verde estimula el sistema nervioso central, aumentando el estado de vigilia, y tiene un efecto ergogénico (aumenta la capacidad de realizar esfuerzo físico).

Produce estimulación cardíaca, aumentando la frecuencia y la fuerza de contracción del corazón (efecto inotropo positivo).

14. Reduce el riesgo de cáncer

Gracias al contenido de catequinas en el té verde, provoca un efecto antioxidante sobre ciertas enzimas que favorecen la formación de células cancerígenas, colaborando en la acción de agentes terapéuticos químicos y físicos utilizados en el tratamiento del cáncer.

Así lo refiere un artículo titulado “El consumo té y la salud: características y propiedades benéficas de esta bebida milenaria”, en el cual se destaca la propiedad anticancerígena que posee el té verde.

15. Favorece la salud bucal

Gracias a su composición de minerales como el zinc y el calcio, el té verde ayuda a la conservación de los dientes. Además, según estudios realizados, el extracto de camelia sinensis, ha sido utilizado en el tratamiento de la periodontitis crónica.

De igual manera, una revisión literaria concluye igualmente que puede ser un coadyuvante en tratamientos odontológicos.

También previene la acumulación de placa en los dientes, ya que las hojas contienen un fluoruro natural, útil en la prevención de la caries dental.

Propiedades del té verde

A continuación te enumeramos los componentes químicos más importantes del té verde, y su aporte al organismo:

Vitaminas

El té verde contiene vitamina C, vitamina B6, vitamina B12 o riboflavina, vitamina C y de las cuales te mencionamos sus beneficios:

La vitamina C se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Participa en la formación de una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos, sanar heridas y como formadora de tejido cicatricial.

La vitamina B2 (o riboflavina), favorece la actividad oxigenadora intercelular, mejorando el estado de las células del sistema nervioso y colaborando en la regeneración de tejidos como piel, cabello, uñas y mucosas, y de forma especial en la integridad de la córnea, contribuyendo de esta manera a mejorar la salud visual.

La vitamina B6 (o piridoxina), favorece la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas, interviene en la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas, y colabora en el mantenimiento de los sistemas nervioso e inmune en perfecto estado, participando indirectamente en la producción de anticuerpos.

Minerales

Los minerales que integran este compuesto son el calcio, el zinc, fósforo, hierro, magnesio, potasio y yodo. A continuación te los beneficios más importantes de cada uno de ellos:

El calcio, contribuye al fortalecimiento de huesos, dientes y encías, y favorece la adecuada coagulación de la sangre, previniendo enfermedades cardiovasculares, ya que el calcio ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre. Ayuda también en la regularidad de la frecuencia cardíaca y en la transmisión de impulsos nerviosos, reduciendo la tensión arterial en personas que sufren de hipertensión.

El zinc, también interviene en el proceso de formación de los huesos, así como en el desarrollo de los órganos reproductivos, favoreciendo el funcionamiento de la glándula prostática. Además es un poderoso antioxidante natural, favorece la absorción de vitamina A y la síntesis de proteínas como el colágeno.

El fósforo, participa en determinadas funciones de nuestro organismo como la formación y desarrollo de huesos y dientes, la secreción de leche materna, la división y metabolismo celular o la formación de tejidos musculares. Su presencia en las membranas celulares del cerebro, mejora el rendimiento de la memoria.

El hierro, es indispensable para la síntesis de hemoglobina, en la renovación de las células sanguíneas. También posibilita el transporte de oxígeno desde los pulmones hacia los diferentes órganos, como los músculos, el hígado, el corazón o el cerebro, siendo el hierro determinante en funciones cognitivas de este último.

El potasio junto con el sodio, se encarga de regular el balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos generando un potencial eléctrico que propicia las contracciones musculares y el impulso nervioso, especialmente en la actividad cardíaca.

El magnesio, mejora el tono muscular como el neuronal, favorece la transmisión de los impulsos nerviosos, y la contracción y relajación de los músculos.

Colabora en el reforzamiento del sistema óseo y la dentadura, e interviene en el sistema cardiovascular, ayudando a mantener estable el ritmo cardíaco y la presión arterial, protegiendo las paredes de los vasos sanguíneos. Actúa como vasodilatador, evitando de esta manera la formación de coágulos.

Por último el yodo, favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, así como el sistema circulatorio.

Calorías

Una taza de té verde sin azúcar, provee de 2 kcal. Por su bajo contenido calórico, es ideal para regímenes para bajar de peso.

¿Cómo preparar y consumir el té verde

El té verde es una bebida que, al ser diurética, ayuda a eliminar los líquidos retenidos y, con ello, disminuir el volumen y es por ello, se considera una bebida adelgazante. A continuación te damos una sencilla receta:

Ingredientes:

  • Té verde
  • Jugo de limón
  • Agua
  • Endulzante al gusto

Preparación y consumo:

  • Vierte una taza de agua en una olla y ponla a hervir.
  • Cuando hierva, agrégale el té verde.
  • Luego, reduce el fuego al mínimo y deja la bebida durante 2 o 3 minutos más.
  • Pasado este tiempo, retirala y déjala reposar a temperatura ambiente durante 10 o 15 minutos.
  • Finalmente, filtra la infusión con un colador fino y agrégale el jugo de medio limón, así como el endulzante de tu preferencia.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud