Psicología y Salud emocional

Características de la teoría de la personalidad de Freud

Escrito por Mercedes Mansilla

Conocer más sobre tu personalidad puede ser una gran herramienta de autoconocimiento y de autoayuda. ¿Y qué mejor manera de conocer un poco más sobre tu personalidad que con el padre del psicoanálisis?

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, es conocido por haber ideado la técnica terapéutica conocida como psicoanálisis, además de otras teorías conocidas.

De igual manera, Freud fue uno de los primeros en reconocer la importancia de los eventos que ocurren durante la infancia.

Y a pesar de que algunas de sus teorías han sido refutadas, la mayor parte de su trabajo sigue siendo hasta la fecha correcto y vigente.

En este artículo te contamos todo sobre la teoría de la personalidad de Freud.

¿Qué es la teoría de la personalidad de Freud?

Entre muchos de los logros de Freud, se encuentra la teoría freudiana de la personalidad. Esta teoría ha sido criticada por muchos, sin embargo, existen muchos aciertos.

Según Freud, la personalidad adulta surge como una especie de compuesto de experiencias de la infancia, en función de cómo se procesan consciente e inconscientemente dentro de las etapas del desarrollo humano, y cómo estas experiencias le dan forma a nuestra personalidad.

Cabe destacar que no todas las personas completan las tareas necesarias de cada etapa del desarrollo. Según Freud, cada persona desarrolla su personalidad acorde con las vivencias, las memorias, y las experiencias de la infancia.

Características de la teoría de la personalidad de Freud

La teoría de la personalidad de Sigmund Freud analiza la organización de la personalidad, y la dinámica entre las diversas etapas del desarrollo de la personalidad y la libido de los seres humanos.

La teoría psicoanalítica se publicó a finales del siglo XIX y desde entonces ha sido refinada con frecuencia. Por esta razón, Freud es considerado el padre del psicoanálisis.

Por otro lado, ha sido ampliamente valorada, pero también la teoría de Sigmund Freud ha sido criticada por muchos y sigue siendo un tema controvertido hasta el día de hoy, debido a su relevancia.

Freud, una de las mentes más brillantes en materia de psicología del siglo XX junto con Carl Gustav Jung, presentó la idea del dualismo de pulsión de vida y la pulsión de muerte, entre otros temas de la teoría freudiana, donde planteó un modelo de personalidad estructural. Según este modelo, existen tres partes de la personalidad: el ello, el yo y el superyó.

Es estructural

Freud planteó un modelo de personalidad estructural. Según este modelo, existen tres partes de la personalidad: el ello, el yo y el superyó.

El ello representa una base primitiva de la propia personalidad, dado que se guía por impulsos (sexo, hambre, sed, sueño) que buscan una gratificación inmediata.

Por lo tanto, según Freud el principio del placer guía al ello, dado que los impulsos y el principio del placer buscan una gratificación inmediata sin tener en cuenta el largo plazo.

Por otro lado, el yo vendría a ser la parte consciente de la mente, que tiene en cuenta las exigencias del día a día y las repercusiones de nuestro accionar, es esa voz que nos dice qué está bien y qué está mal.

Y por último, el superyó opera como una especie de conciencia moral, es el componente ético de la personalidad y proporciona los estándares morales por los que opera el ego.

Las críticas, prohibiciones e inhibiciones del superyó forman la conciencia de una persona, y sus aspiraciones e ideales positivos representan la propia imagen idealizada de uno mismo.

Explica todo el funcionamiento del ser humano

Según la teoría de la personalidad de Freud, la personalidad es muy compleja y consta de varios componentes.

De hecho, subdividió la personalidad en tres elementos que trabajan juntos para crear comportamientos complejos que nos hacen únicos e interactúan ejerciendo un impacto en cada persona.

Propone modelos que interactúan entre sí

Si bien hay varias contradicciones entre los tipos de personalidad que propuso Freud, se pueden comprender tanto como teorías complementarias o como actualizaciones de otros conceptos esenciales.

El comportamiento y la personalidad operan en niveles de conciencia

Freud dividió la conciencia en tres niveles: consciente, preconsciente e inconsciente. Cada uno de estos distintos niveles se corresponde y se superpone con las ideas de Freud sobre el ello, el yo y el superyó.

El nivel consciente abarca todas las cosas de las que somos conscientes, lo que sabemos sobre nosotros mismos y nuestro entorno.

Mientras que el preconsciente se trata sobre todo a lo que deberíamos prestar atención y es también donde se almacenan los recuerdos.

Freud interpretó al preconsciente como pensamientos inconscientes no reprimidos. Por ende, están disponibles para ser recordados fácilmente.

Por otro lado, el inconsciente se trata de todo lo que está fuera de la conciencia, incluidos varios recuerdos, pensamientos e impulsos de los que no somos conscientes.

La personalidad condiciona el actuar ante las circunstancias

Según Freud, la personalidad de cada individuo puede condicionar la manera en la que se comporta ante diferentes circunstancias.

De acuerdo a su modelo de personalidades, existen cinco tipos de personalidades que veremos a continuación: topográfico, dinámico, económico, genético y estructural.

Modelos de la teoría de la personalidad de Freud

La teoría de la personalidad de Freud se centra en las estructuras, que representan herramientas muy útiles para comprender cómo funciona la psique humana. A continuación veremos cada uno por separado.

Topográfico

Para referirse a este tipo de personalidad, Freud utilizó la metáfora de un iceberg para facilitar la comprensión de las tres partes de la mente. La parte superior del iceberg representa a la consciencia y el uso de la lógica.

La parte hundida del iceberg aún visible sería la parte preconsciente. Tiene que ver con todos los recuerdos.

La parte principal del iceberg, que no se ve, es el inconsciente que almacena todos los recuerdos, sentimientos y pensamientos a los que la mente consciente no puede acceder, como miedos, traumas, recuerdos dolorosos e inquietantes.

Dinámico

Este modelo de la teoría de la personalidad de Freud tiene que ver con la lucha entre los impulsos que buscan una gratificación instantánea contra los mecanismos de defensa que intentan frenar esos impulsos.

El objetivo básico de esta personalidad dinámica es regular nuestros impulsos para asegurarnos de adaptarnos a los entornos sociales.

Esto se ve claramente en comportamientos como la represión, la fijación, la regresión, la proyección, la introspección y la sublimación.

Económico

Se trata de la forma en que funciona la energía en nuestra psique. Evolucionó gracias al espíritu científico y filosófico del padre del psicoanálisis.

Sigmund Freud creía que los procesos psíquicos estaban relacionados con la circulación y distribución de energía.

Según este modelo, es probable que la energía de nuestro aparato psíquico aumente, disminuya o se mantenga estable.

Según esta teoría, el aparato psíquico es responsable de la transformación de la energía, el aplazamiento de la descarga y la elaboración de experiencias.

Por tanto, podríamos describir esta perspectiva como todas aquellas cargas, descargas, sobrecargas y equivalencias que se movilizan en nuestro aparato psíquico.

Genético

Este modelo cuenta con las cinco etapas de la vida y del desarrollo psicosexual y buscan la gratificación en las zonas erógenas del cuerpo.

Cambian a medida que envejecemos, y según Freud tanto los adultos como los niños obtienen satisfacción en estas zonas.

Demasiada gratificación o frustración repentina durante esas etapas puede llevar a las personas a desarrollar cierto tipo de personalidades.

Según Freud hay 5 etapas del desarrollo psicosexual en su teoría de la personalidad:

  • Etapa oral: 0-18 meses. La boca como fuente de placer: chupar, besar y morder. Esta etapa podría conducir a una personalidad receptiva oral, es decir, que la persona buscará placer a través de la boca. Por ejemplo: fumar, comer. Por otro lado, también podría conducir a una personalidad verbalmente agresiva.
  • Etapa anal: 18 meses-4 años. El ano como fuente de placer puede representar aguantar y empujar. Esto puede llevar a una personalidad tacaña y retentiva. En el escenario opuesto, podría conducir a una personalidad relajada y derrochadora.
  • Etapa fálica: 4-7 años. La fuente de placer está centrada en los genitales. Esta es la etapa en la que resolvemos (o no) el complejo de Edipo, lo que nos ayuda a aceptar las normas sociales.
  • Etapa de latencia: 7-12 años. Durante este período, se reduce el impulso sexual para adaptarnos a nuestro entorno.
  • Etapa genital: 12 años en adelante. Esta parte es cuando surge el impulso sexual durante la adolescencia, donde se reafirma la identidad sexual del individuo.

Estructural

Según la teoría de la personalidad de Freud, este modelo divide nuestra mente en tres partes, que se desarrollan a lo largo de la infancia.

Cada parte tiene sus propias funciones en diferentes niveles de la mente. Pero trabajan juntas para formar una personalidad.

Estas partes son el ello (la parte primitiva e instintiva de la personalidad). Luego se encuentra el ego (que funciona como mediador entre el ello y el superyó). Y por último, el superyó (la moral y la ética, las leyes y las normas).

Importancia de la teoría de la personalidad de Freud

En la actualidad, gracias al avance de la neurociencia, hemos conocido más que nunca sobre el cerebro humano.

Si bien Freud estaba en lo cierto en muchas de sus teorías y muchos de sus descubrimientos, hoy en día varios aspectos de la teoría de la personalidad de Freud son considerados obsoletos.

Cabe destacar que para la época, Freud fue un gran referente, cuyas teorías e ideas siguen vigentes al día de hoy y muchas de las prácticas de la psicología, moderna, como el psicoanálisis, existen gracias a él y a su trabajo.

Si bien hoy las etapas de desarrollo psicosexual de Freud ya no son muy relevantes, son la base de muchas teorías modernas sobre el desarrollo, y son imprescindibles para las personas que alguna vez se han preguntado cómo han desarrollado su propia personalidad.

Freud, además de ser amigo cercano de grandes como Carl Jung y Joseph Breuer, vivió en carne propia la barbarie de la guerra mundial que, tras la disolución definitiva del Imperio Habsburgo, dio paso a la resignación.

En definitiva, su trabajo sobre la teoría psicosexual y los diversos modelos sentó las bases para el trabajo de Jacques Lacan y sirvió de inspiración al trabajo cinemático de Alfred Hitchcock y a los trabajos de la renombrada feminista, Bertha Pappenheim (mejor conocida como Anna O).

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud