Dieta y Nutrición

12 beneficios del zinc para la salud

Escrito por Mercedes Mansilla

Existen muchos beneficios que tiene el zinc para ofrecerle a nuestra salud. El cuerpo humano necesita zinc para la síntesis del ADN.

Asimismo el zinc es utilizado por el cuerpo para llevar a cabo la función inmune, acelerar el metabolismo y mantenerlo en funcionamiento.

De igual manera, el zinc sirve para regular el crecimiento y hasta para reducir la inflamación que previene muchas enfermedades relacionadas con la edad.

Como podrás ver son muchas más las razones por las que tu cuerpo necesita zinc para funcionar como debe.

No solo eso sino que también para mejorar la salud y tener un ambiente hormonal saludable, entre otras cosas.

En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre el zinc, que es, para qué sirve, porque lo necesita tu cuerpo y de dónde obtenerlo.

¿Qué es el zinc?

El zinc es un mineral, denominado "oligoelemento esencial" ya que se necesita en cantidades muy pequeñas para la salud humana.

Dado que el cuerpo humano no almacena el exceso de zinc, debe consumirse regularmente como parte de la dieta.

Las fuentes dietéticas más comunes de zinc incluyen los alimentos de origen animal como las carnes rojas, las aves, el pescado, los lácteos y los huevos, entre otros.

La deficiencia de zinc puede causar baja estatura, problemas de crecimiento, capacidad reducida para saborear los alimentos, desequilibrios hormonales, e incapacidad de los testículos y los ovarios para funcionar correctamente.

Beneficios del zinc para la salud

El zinc es vital para nuestro sistema inmunológico, para sintetizar el ADN, promover un crecimiento saludable durante la infancia, balancear nuestras hormonas, evitar enfermedades y sanar heridas, entre otros beneficios.

Los siguientes son algunos de los tantos beneficios que tiene el zinc para ofrecerle a nuestra salud.

1. Fortalece el sistema inmune

Según la prestigiosa revista médica Web MD, el zinc ha ganado mucha popularidad por sus potenciales efectos para curar el resfriado y la gripe o enfermedades virales.

Algunos estudios han descubierto que los suplementos de zinc pueden reducir la duración del resfriado y pueden reducir la cantidad de infecciones de las vías respiratorias superiores en los niños.

2. Potencia el sistema nervioso

Un estudio publicado por la NHS, sugiere que el zinc juega un papel esencial en el sistema nervioso.

El estudio concluyó que los efectos del zinc se manifiestan durante toda la vida, desde el desarrollo del cerebro de un feto hasta la progresión de trastornos neurológicos, como la enfermedad de Alzheimer, durante la tercera edad.

La función del zinc en el sistema nervioso central es bastante diversa, y promueve su homeostasis.

Cuando hay una deficiencia de zinc el sistema nervioso central puede verse afectado en una amplia gama de funciones moleculares y resultados patológicos, como enfermedades neurodegenerativas.

3. Regula el azúcar en la sangre

Por otro lado, un estudio publicado por Journal of Pharmaceutical Sciences, descubrió que el zinc ayuda con numerosos efectos beneficiosos tanto en la diabetes del tipo 1 como en la del tipo 2.

Esto se debe a sus efectos a nivel molecular sobre el control glucémico, es decir, que tiene el potencial de regular el azúcar en la sangre.

4. Fortalece los huesos

El zinc es necesario para producir las hebras de proteína de colágeno sobre las que se deposita el compuesto de calcio y fósforo que forman nuestros huesos.

Por esta razón, el zinc es clave para la salud ósea y para fortalecer los huesos.También es necesario para la producción de enzimas que degradan y reciclan trozos de proteína ósea desgastados.

Además, la absorción de calcio depende del zinc, por eso, los niveles bajos de zinc en el cuerpo se han relacionado estrechamente con la osteoporosis.

5. Regula la función de la tiroides

Los beneficios del zinc para la salud hormonal y la fertilidad se deben a que este mineral juega un papel importante en la producción de hormonas.

El zinc aumenta la testosterona de forma natural, que tiene funciones necesarias tanto en el organismo de los hombres como en las mujeres.

Este mineral también afecta las hormonas sexuales femeninas e incluso participa en la creación y liberación de óvulos.

En un estudio clínico publicado por Journal of Renal Failure, se concluyó que el zinc necesario para la producción de estrógeno y progesterona en las mujeres, que apoyan la salud reproductiva.

Esto significa que puede reducir el riesgo de experimentar problemas con la menstruación, cambios de humor, menopausia precoz, infertilidad e incluso ciertos cánceres.

6. Mantiene el sistema metabólico

El zinc también ayuda a desarrollar masa muscular, lo que promueve un metabolismo saludable y rápido.

El zinc beneficia la masa muscular porque ayuda a aumentar la cantidad de testosterona en el cuerpo.

Cuando aumenta la masa muscular, aumenta también el metabolismo en reposo, lo que hace que el cuerpo queme más calorías naturalmente.

7. Controla la producción de dopamina

Un estudio publicado en Science Daily descubrió que el zinc juega un rol muy importante en la producción de dopamina.

En este estudio se llevó a cabo un tratamiento con zinc a un grupo de control. Cuando terminó el experimento, se descubrió que el total de neurotransmisores de dopamina aumentó en el grupo que tomó zinc.

8. Fomenta el descanso nocturno

El zinc juega un papel esencial en la función de los neurotransmisores y ayuda en el metabolismo de la melatonina, una hormona clave para un sueño.

De manera que el zinc tiene un efecto sedante en el sistema nervioso y se cree que ayuda a la recuperación mental después del estrés.

De hecho, un estudio liderado por Rondanelli en el año 2011 probó el efecto del zinc en pacientes con insomnio y descubrió que el zinc tuvo un efecto beneficioso sobre la calidad del sueño.

Por esa razón, el consumo de zinc ayuda a dormir durante toda la noche, lo que lo convierte en una excelente y segura ayuda para dormir.

9. Acelera la cicatrización

Debido a que apoya la producción de colágeno, la proteína que forma el tejido conectivo, este mineral puede ayudar a las personas a recuperarse de quemaduras, úlceras, heridas y otros tipos de daños o lesiones en la piel.

10. Retrasa el envejecimiento

El zinc tiene muchos efectos para retrasar el envejecimiento, especialmente porque estimula las defensas inmunes y antioxidantes contra el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad.

Los beneficios anti-age del zinc incluyen: la protección celular contra el estrés oxidativo y la prevención contra el envejecimiento de la piel.

11. Mejora la piel y el cabello

La deficiencia de zinc puede generar pérdida de cabello y cicatrización lenta de las heridas.

El zinc juega un papel importante en el crecimiento y la reparación del tejido capilar. También ayuda a que las glándulas sebáceas alrededor de los folículos funcionen correctamente.

12. Protege la salud masculina

El zinc es un mineral clave para que el cuerpo masculino produzca testosterona. Debido a esto, los niveles bajos de zinc pueden afectar la disfunción eréctil, el recuento de espermatozoides y la fertilidad masculina.

¿Cómo consumir zinc?

Existen muchas formas de consumir zinc, dado que viene en muchas formas: suplementos, alimentos de origen animal y alimentos de origen vegetal. A continuación te mostramos algunos alimentos ricos en zinc:

En legumbres

Las legumbres como los garbanzos, las lentejas y los frijoles contienen cantidades sustanciales de zinc.

De hecho, 100 gramos de lentejas cocidas aportan alrededor del 12% del requerimiento diario de zinc. Sin embargo, también contienen fitatos, unos compuestos antinutrientes que inhiben la absorción de zinc y otros minerales.

Esto significa que el zinc de las legumbres no se absorbe tan bien como el zinc de los productos de origen animal, una buena forma de reducir la cantidad de antinutrientes es dejar en remojo las legumbres, al menos 24 horas y luego lavar bien con agua fría.

En frutos secos

Comer frutos secos como las nueces, los pistachos, los anacardos y las almendras, entre otros, puede aumentar la ingesta de zinc diaria. Además, las nueces contienen otros nutrientes saludables, como otras vitaminas y minerales.

Los anacardos son los frutos secos con mayor contenido de zinc. Una porción de 28 gramos de anacardos contiene el 15% del requerimiento diario de zinc.

En cereales integrales

Los cereales integrales como el trigo, la quinua, el arroz integral y la avena contienen bastante zinc para ser alimentos de origen vegetal.

Sin embargo, al igual que las legumbres, los cereales contienen antinutrientes.

En pescados y mariscos

El pescado y los mariscos son fuentes de zinc muy saludables y bajas en calorías, dado que son bajas en grasas y altas en proteína, en especial los pescados de carne blanca y los mariscos.

Las ostras son los mariscos con mayor contenido de zinc y contienen cantidades particularmente altas, solo 6 ostras proporcionan el 291% del requerimiento diario de zinc.

Otros tipos de mariscos como el cangrejo son muy altos en zinc y 100 gramos aporta el 69% del requerimiento diario de zinc.

Los mariscos pequeños como los camarones y los mejillones aportan el 14% del requerimiento diario de zinc cada 100 gramos.

Sin embargo, por lo general, algunas mujeres deben tener cuidado con ciertos mariscos, por ejemplo, con los camarones durante el embarazo, ya que pueden tener alergias.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud